13 feb. 2017

GODOY Y LA REINA MARÍA LUISA (II)

Pero pasemos por alto el análisis de la lista de amantes que se le atribuyen a la reina consorte y quedémonos con algo muy cierto:de la honestidad de la reina se dudaba ya en 1782 y sus relaciones con Godoy eran criticadas públicamente y con la mayor crudeza.  A través de la correspondencia entre Godoy y María Luisa, que llena muchos cientos de páginas, podemos constatar unas relaciones amistosas y cariñosas; María Luisa se enternece y exalta; en las ausencias de Godoy de la corte queda afligida, quiere protegerle desde lejos; se inquieta, arde en deseos, le admira y, cuando está enferma, confía más en Godoy que en su propio médico.  Es difícil, en una palabra, calificar este afecto, que a veces es de amantes y a veces de madre.
Veamos algunos párrafos de la correspondencia que muestran esta postura vacilante entre madre y amante.  Seleccionamos una carta que escribe María Luisa a Godoy cuando éste ha marchado a Portugal:

"Amigo Manuel, con mucho sentimiento te hemos visto marchar, y muy bien conocimos el tuio al despedirte, que por más que hicimos y te llamamos no quisiste bolver; asta Francisco Antonio lo conoció; Dios te dé salud, amigo Manuel, acierto, y te libre de las malas voluntades, enfermedades y desgracias que traen consigo una guerra que, sin medios, ni gente, ni artillería, vas a emprehender, y con unas gentes traidoras a más de enemigos; cree que nuestras oraciones serán para eso, y que te traiga acá cuvierto de gloria como se merece tu talento, tu honor, tu honradez y tu ley y amistad a nosotros, como en todo lo has acreditado, y a lo que te viviremos siempre el Rey y yo agradecidos y fieles amigos, haciendo que aun después de nuestros días lo sepan conocer y agradecer nuestros hijos y nietos; pero cree ahora con esta ausencia nos vas a hacer grandísima falta; cree deseamos tu buelta pronta y feliz, encargándote muy mucho te cuides, no expongas tu vida, pues así lo deve hacer todo general que manda, por el trastorno que trae una desgracia, y mucho mayor que ninguna fuera la tuia, y para nosotros particularmente.  Escrive a menudo dándonos cuenta de tu salud, de dónde estás, y, en fin, de todo, para que sepamos de ti, que es lo que deseamos tus invariables el Rey y Luisa."

Y en otra escribe:

"¡Ay, Manuel! ¿Qué será? ¿Nos veremos?  Lo deseamos mucho el Rey y yo, pero por mi parte no sé cómo estoy; sólo sé que estoy resfriada, y la garganta no buena, pero todo me duraré con ir allá y tener el gusto de que nos veamos"

Coinciden la mayoría de los historiadores de esta época en atribuir unas relaciones sexuales entre Godoy y la reina María Luisa desde 1788 a 1797, fecha en que el amor otoñal se convierte en sencilla amistad y amor filial.  Hay más: ¿los infantes Francisco de Paula y María Isabel, los del denunciado parecido con Godoy, fueron fruto de las relaciones sexuales entre María Luisa y Godoy, según afirmaba la "vox populi" y el rumor público?  Hay también un hecho a señalar, fuera lo que fuese, y es que María Luisa nunca se esforzó en convencer de su honestidad a los demás, y aun más, dio pasto y motivos sobrados para que la calumniaran.

VISITA AHORA MI PÁGINA WEB

No hay comentarios: