14 feb. 2017

GODOY Y LA ILUSTRACIÓN EN LA ÉPOCA REVOLUCIONARIA

Godoy es un ilustrado muy de su época, que jamás abrazó el enciclopedismo al mantenerse dentro de unos rasgos muy tradicionales.  La ilustración de Godoy se mantiene anulada en el reinado de Carlos III y no es, en absoluto, continuador de los reformadores del gobierno carlostercerista.  En la época de Carlos III las mentes más progresistas apoyan las reformas de Campomanes, Floridablanca, Cabarrús...  Todos están convencidos de que las reformas se hacen desde arriba, esto es, son rasgos que brotan del despotismo ilustrado.  Sin embargo, en el reinado de Carlos IV las personas progresistas dudan de que dichas mejoras deban venir desde arriba, y, por tanto, no pueden apoyar la política ilustrada de Godoy porque no continúa, no evoluciona, no aporta nada nuevo a la que llevaban a cabo los secretarios de Carlos III.  En resumen, la Revolución Francesa, con sus elementos democráticos, estaba transformando el espíritu de los españoles amigos de la Ilustración.  Ilustración rimaba con despotismo ilustrado, pero la Ilustración es una época revolucionaria desafinada.  El resultado de esta situación contradictoria es que la católica España entraba en una nueva era, uncida al yugo de la época de la Francia revolucionaria, y, de paso, en la vía dela revolución.
Estas ideas pueden aclarar la pretensión de Godoy de ser el protector, el custodio y el refugio de las luces en aquellos días terribles, con la postura muy poco acertada de los espíritus ilustrados que trabajan en las universidades, en los complots, y que están forjando las bases de la tradición liberal.
Obra de Floridablanca era el cordón sanitario para impedir la entrada de noticias de Francia; de paso, castra numerosas instituciones ilustradas y amordaza los medios de información.   Con el ministerio de Aranda se efectúa un cambio en la política, de signo aperturista, tanto permitiendo la entrada a periódicos franceses como frenando a la Inquisición y dando cuerda larga a los periódicos del país.  Con el advenimiento de Godoy, la prensa periódica no sufre cambios y salen a la luz el "Correo de Murcia", el "Semanario de Salamanca", el "Memorial literario", el "Diario de Barcelona", en los que se resalta el progreso de los nuevos sabios y la aplicación práctica de las ciencias;  reflejan el interés por la educación de la juventud citando a Montegón y a Rousseau; muchos filósofos son juzgados por buenos y positivos, como Condillac, Locke, Descartes, Newton, Leibniz, etc.  Excepto en los asuntos de religión y monarquía, los demás temas se podían tocar con libertad.
Este apoyo a la educación y a la ciencia lo demuestra la fundación del Real Instituto Asturiano de Gijón, idea de Jovellanos, paralizada en varias ocasiones y que ahora, en la época de Godoy, se hacía realidad y se le dotaba de cátedras de matemáticas, mineralogía y navegación.  En enero de 1794 se inauguraba con un discurso de Jovellanos, en el que se resucitaba el ideal ilustrado de la época de Carlos III.
También a partir de la caída de Floridablanca, las Sociedades Económicas de Amigos del País entran en vía próspera; publican, premian, adoptan ideas progresistas europeas y añaden a su quehacer significatvidas realizaciones; Godoy se atribuye este cambio de postura.
Entre las numerosas realizaciones de la época de Godoy cabe citar la creación del famoso Instituto Pestalozzaiano, de gran preocupación pedagógica; la Escuela de Veterinaria; el Real Colegio de Medicina de Madrid; el Cuerpo de Ingenieros Cosmógrafos del Estado; el Observatorio Astronómico; el Depósito y el Museo Hidrográfico, et.  Se intensifican y multiplican las escuelas primarias, más que en ninguna otra época; se crea el Montepío de Labradores en 1803; la Escuela de Sordomudos; la famosa expedición de Balmis o "moderna cruzada de caridad" en pro de la extensión de la vacuna y otras fundaciones útiles.
Se estimulaba de nuevo el entusiasmo por el pensamiento económico y por la economía política.  El abogado de la chancillería de Valladolid, José Alonso Ortiz, traduce del inglés "La Riqueza de las Naciones", considerada en el momento como obra capital de Adam Smith y la mejor de su género; en los periódicos se publican artículos de agricultura, artes y oficios; no hay duda de que llegaba al furor el entusiasmo por las ideas de la economía política.

VISITA AHORA MI PÁGINA WEB

No hay comentarios: