25 oct. 2016

HISPANOAMÉRICA EN EL SIGLO XVIII (VII)

Los burgueses son aquellos que comercian con el interior y con otros países.  A finales del siglo XVIII adquieren una cohesión que les define claramente.  Se les localiza en los puertos de Nueva Orleáns, Veracruz, La Habana, El Callao, Cartagena de Indias, Buenos Aires, La Guaira, Guayaquil, Puerto Rico, Cumaná, Santa Marta, Panamá, Portobelo y Caracas.  Veracruz, Buenos Aires y Lima se destacan como centros de esta clase adinerada, que asciende a la nobleza y conquista títulos; sus miembros se casan con nobles arruinados y gozan de un alto nivel de vida.
El consulado es la pieza clave que engloba a todos estos comerciantes.  Muchísimos de ellos son criollos, aunque también los hay españoles.  A veces no sólo dedican su acción a actividades comerciales, sino que se mezclan en otras funciones económicas de tipo agrícola, caminero, industrial, etc.  Estos comerciantes alcanzan sumas que oscilan entre los 50.000 y los 800.000 pesos, lo que demuestra su potencial e importancia sobre todo a finales del siglo XVIII.
La riqueza les confiere posición social, influencias y poder político, como en Buenos Aires, donde la burguesía es dominante, dada la pobreza política en que nació el Virreinato de la Plata.  El hecho de que este grupo homogéneo prestara, de una vez, 165.000 pesos al virrey tuvo que tener contrapartida.  Los burgueses de Lima eran monopolizadores de los artículos exportados e importados, con lo que toda América del Sur estaba a sus expensas, hata que Buenos Aires les haga la competencia y se entale la lucha por los mercados interiores.  También fue perjudicial para los comerciantes limeños la desaparición del sistema de galeones, con lo que tuvieron que centrarse más en su comercio interior, ahogando la minería, monopolizando las producciones agrícolas y las materias primas de amalgamación para las industrias minero-extractivas.
La mentalidad queda aglutinada, aunque con las características típicas de cada país y distinguiendo al comerciante al por mayor del minorista.

VISITA MI PÁGINA WEB

No hay comentarios: