10 oct. 2016

HISPANOAMÉRICA EN EL SIGLO XVIII (I)

El sistema español en el siglo XVIII, como en siglos anteriores, tiene que adaptarse al problema que supone un continente gigantesco.  Este impacto geográfico reviste una constante irregularidad.  Al lado de unas "zonas de cultivo" donde son posibles las transformaciones y la intensificación de los esfueros de todo orden, contamos con unos enormes "espacios vacíos" que no se prestaban a cambios de ningún tipo.  tal es el caso de los desiertos de Arizona, Baja California, Nuevo México, Texas, la Pampa argentna o las selvas amazónicas, por no hablar de la gigantesca cordillera andina.  Esto implica una débil densidad demográfica por un lado, y por otro una irregular distribución de la población.
La América española en 1492 contaba con unos 11 millones de habitantes.  Hacia el año 1650, según cifras contrastadas, se dividía así:
-Blancos: 655.000
-Negros: 715.000
-Mestizos: 358.000
-Mulatos: 236.000
-Indios: 8.405.000
Es decir, un total de 10.369.000 personas.
Aproximadamente, en 1700 contaba con 11.405.960 habitantes.  Vemos pues que a finales del siglo XVII se han sobrepasado ligeramente las cifras de la época de la conquista.  En cualquier caso, estas cifras son admisibles y desterramos esos 65 o 200 millones de hombres que algunos autores, sin base alguna, aventuraron.
Aspecto básico a considerar es la fuerte emigración española a América durante el siglo XVIII. Sumando la emigración seguimos en esta exposición.  Vemos que a finales del siglo XVII se han sobrepasado ligeramente las cifras de la época dela conquista.  En cualquier caso, estas cifras son admisibles y desterramos esos 65 o 200 millones de hombres que algunos autores, sin base alguna, aventuraron.
Aspecto básico a considerar es la fuerte emigración española a América durante el siglo XVIII.  Sumándola emigración oficial y la fraudulenta, contamos con un total de 52.000 personas que van a América a probar fortuna.  Pero aprovechemos para distribuir profesionalmente a los pobladores:

-Comercianes: 13%
-Criados: 30%
-Eclesiásticos: 5,8%
-Militares: 3%
-Administración: 8%
-Familiares: 13%
-Eventuales y de indefinida profesión: 6,2%
-Cargadores, trabajo manual: 23%
-Artesanos: 1,6%

La emigración negra es otro factor importante y numeroso.  Biológicamente fuertes, son capaces de asimilar todo y de absorber incluso al elemento indígena, como ocurrió en las Antillas.  También Venezuela y Buenos Aires reciben fuertes contingentes de estos negros africanos que llegan en régimen de vergonzosa esclavitud.

No hay comentarios: