22 abr. 2016

LOS CINCO GREMIOS MAYORES DE MADRID

Los Cinco Gremios Mayores de Madrid los componen los gremios de sedería, joyería, mercadería-especiería-droguería, paños y lienzos. Son la flor y nata de los comerciantes madrileños. Estos gremios, vinculados entre sí, forman, en 1734, una compañía para explotar el arriendo de las rentas reales. Ya antes habían tenido contactos con la Hacienda Real, realizando un gran negocio, ya que jugaban con el dinero de particulares a quienes pagaban unos intereses menores de los que percibían por los empréstitos que hacían a la Hacienda.
Dan un nuevo paso al constituir la Compañía de Comercio, con un capital de un millón de reales y con la finalidad de comerciar con Europa y América. Poco después se fusionan con los hermanos Uztariz, potentes comerciantes de Cádiz, y del concierto sale una compañía con un capital de 15 millones de reales.
A partir de 1761, los Cinco Gremios han adquirido dinero y competencia para realizarlo todo por su cuenta. En 1763 constituyen la Compañía General y de Comercio de los Cinco Gremios Mayores de Madrid, con un capital de 15 millones de reales, y a la que sólo podían pertenecer los miembros de estos gremios; eran varios cientos de sujetos, cada uno con establecimiento propio y monopolio en un barrio de la capital.
Tienen varias factorías y dos delegaciones en Valencia y Cádiz. Poseen barcos y traen productos finos de las colonias. Los beneficios son impresionantes. El espíritu comercial parece querer invadirles al intentar que la compañía funciones por individuos y no por el sistema gremial. En 1777 se les calcula a los 375 miembros adheridos una cantidad de 210 millones de reales.
Alcanzan una irradiación enorme, con factorías en Londres, París, Hamburgo, México, Veracruz, Guatemala, Arequipa, Lima y Manila. Financieramente lo constituyen todo: banco de depósito, de giro, de crédito e industrial. En 1785 se concede a esta fuerte entidad capitalista un aumento de capital de hasta 30 millones de reales.
En el sector agrario, los Cinco Gremios se dedican a recaudar la Gracia del Excusado, arriendo de las rentas de las órdenes militares, abastecimiento del ejército, marina y de la ciudad de Madrid. Cuentan con enormes privilegios para drenar la economía española. Pero su posición es eminentemente conservadora, basándose en sus fuertes oligopolios.
Los Cinco Gremios tomaron también a su cargo las manufacturas sederas de Talavera, Valencia y Murcia, las lanas y estameñas de Guadalajara y San Fernando, los estampados de Barcelona, los paños de Cuenca y Ezcaray...
Siguen haciendo ampliaciones de capital y aumentando su función de intermediarios. En 1785 se les confía también la construcción del Canal de Aragón.
En la guerra de la Independencia de los Estados Unidos, en la que se vio envuelta España, los Cinco Gremios prestaron a la Corona 30 millones de reales. Pero éste fue un paso peligroso, pues su ligazón con el Estado terminó fundiendo su destino al del Estado mismo. La inflación y las guerras de la época de Carlos IV socavaron su prestigio. Las pérdidas crecían a la par que sus préstamos a la Corona aumentaban. Debilitada la Compañía de los Cinco Gremios en 1808, la invasión napoleónica le dio el golpe de gracia y quedó aniquilada totalmente.
Este "trust" tuvo en sus manos el transformar las estructuras comerciales del país, pero los avatares señalados, su signo conservador, sus preñados monopolios, el abrazo mortal que le dio a la Corona y su filiación antiilustrada, hicieron que no sacaran provecho ni remozan la economía castellana.

VISITA MI PÁGINA WEB

2 comentarios:

Ahmed Seddati dijo...

Buenas tarde
Pardon mon espagnol est faible.
La compagnie en question a eu des privilèges en 1789 accorder par le Sultan du Maroc. Elle eut le monopole du commerce non seulement à Casablanca mais aussi à Fedala

Ahmed Seddati dijo...

Buenas tarde
Pardon mon espagnol est faible.
La compagnie en question a eu des privilèges en 1789 accorder par le Sultan du Maroc. Elle eut le monopole du commerce non seulement à Casablanca mais aussi à Fedala