8 sept. 2015

PRIMERAS EXPERIENCIAS COLONIZADORAS (I)

Según se había estipulado en las Capitulaciones de Santa Fe, Colón y los Reyes Católicos serían los beneficiarios exclusivos de todas las ganancias que produjese la empresa qu estaban a punto de abordar. La proporción correspondiente a cada uno, según se recordará, sería del 90% para aquéllos y el resto para Colón. Dado que el almirante genovés podía contribuir con un octavo a las inversiones reales, también quedaba facultado para recibir este otro beneficio sobre el 90% que pertenecía a la Corona.
El primer viaje de Colón trajo la buena noticia de la existencia de arenas auríferas en los ríos de La Española. La segunda expedición se planeó con un objetivo muy concreto, el de "poner en muy gran seguridad esta isla y ríos de oro". Para conseguirlo, embarcaron con Colón unos 1.200 hombres, cuya misión consistía en fundar y defender una primera factoría, donde se concentrarían todas las riquezas que se encontrasen antes de enviarlas a España. El medio para obtenerlas era el conocido como "rescate", que consistía, sin más, en recibir oro de los indígenas a cambio de baratijas y chucherías. Así pues, nada más llegar a la isla, se erigió la proyectada ciudad-factoría, la Isabela, y al mismo tiempo se construyeron varios fuertes por toda ella para proteger a los españoles de los ataques de los indios. Pero la idea acariciada por los dos socios de aquel monopolio no prosperó. En 1494 sólo se pudieron enviar a España 30.000 ducados. Los indios juraban no tener más oro. Colón temió que los Reyes Católicos perdieran interes por la empresa, y trató de obtener otras ventajas económicas: las que produjese la venta de esclavos indios en la Península. Los indios, por su parte, resultaron ser una "mala mercancía". Muchos de ellos enfermaban y morían antes de aclimatarse al nuevo ambiente. Además, la reina Isabel se opuso terminantemente a colaborar en el negocio. Influida por Cisneros, que le hizo ver hasta qué punto gravaba su conciencia con aquella conducta, exclamó indignada: "¿Quién dio licencia a Colón para repartir mis vasallos con nadie?". Colón, sin embargo, no se arredró, sino que inventó un nuevo procedimiento para obtener oro de los indios: les impuso un fuerte tributo que debían pagar en oro o en algodón. Además, les obligó a trabajar en los camos para alimentar a la población española, con la idea de ahorrar el dinero que se gastaba en traer provisiones de España. A pesar de que los indios fueron sometidos a toda clase de violencias, no hubo forma de conseguir algo más de 160 ducados.
Pero Colón era un hombre de muchos recursos. Así pues, comprendió que odía ser mucho más rentable organizar directamente la explotación de los yacimientos auríferos, en vez de esperar a que lo hiciesen los indios para pagar el tributo. A pesar de las muchas dificultades con que tropezó, ya en 1501 pudo enviar a España 276 kilogramos de oro, y más todavía en los años siguientes. Pero entonces surgió un nuevo problema.
Los españoles que trabajaban en la isla no staban conformes con su condición de asalariados del almirante. En su opinión, no se habían arriesgado a los peligros de la aventura americana para ver cómo Colón (y también los reyes, naturalmente) se embolsaban el oro que producía el país. En consecuencia, se dedicaron a buscar el oro por su cuenta y riesgo, enfrentándose violentamente al almirante, como ya vimos. Algunos de ellos volvieron a España y presentaron sus quejas contra Colón. El resultado fue fulminante: el monopolio de Colón sufrió un duro golpe en cuanto los colonos recibieron la autorización para retener el tercio del oro que encontrasen por sus propios medios; se les permitió realizar viajes de exploración y explotar los recursos que encontrasen, repartiendo los beneficios con la Corona. Colón protestó ante los reyes y se enzarzó en luchas contra los españoles que habían minado su privilegiada situación. Aquel conflicto culminó con la destitución de Colón y con el final de la primera experiencia comercial llevada a cabo en tierras americanas: la factoría. Los reyes decidieron realizar en adelante un nuevo tipo de colonización.

No hay comentarios: