3 sept. 2015

LA EXPLORACIÓN DEL NUEVO MUNDO (II)

Según las capitulaciones de Santa Fe, el régimen de explotación de las tierras que se habían de descubrir era un verdadero monopolio cuyos titulares eran, por una parte Colón y, por la otra, la Corona de Castilla. Ésta había sido, en efecto, la principal financiadora de la empresa colombina. Por otra parte, los reyes de Aragón habían llegado a un acuerdo con los de Castilla por el que dejaban a este reino la expansión oceánica, mientras que Aragón se reservaba el área mediterránea. En consecuencia, Isabel la Católica no hizo másque sancionar aquella realidad histórico-jurídica cuando en su testamento de 1504 declaró que las islas y tierra firme del mar océano, descubiertas y por descubrir, ganadas o por ganar, quedasen incorporadas a sus reinos de Castilla y de León. Con carácter voluntario legaba Isabel a su esposo la mitad de las rentas que aquellas tierrqas produjesen, rentas que m´s adelante legó Fernando a su hija Juana en su último testamento. La incorporación forml de las Indias, sin embargo, no tuvo lugar hasta que en 1518 Carlos V fue jurado rey de Castilla y León por las Cortes.
Esta vinculación exclusiva de Castilla a la empresa qamericana impidió que, habitualmente, los vasallos de Aragón pudiesen participar en la empresa americana y que, cuando lo hicieron, fuesen considerados como extranjeros. Los beneficios de la icorporación de América no beneficiaron, pues, a los reinos de la Corona de Aragón; pero, por otra parte, Castilla no tuvo colaboradores en tan gigantesca empresa, que exigió la constante sangría de muchos de sus hombres, sin la debida compensación para el reino. Como veremos más adelante, a la Corona le era más fácil aprovechar las riquezas de América a través de Castilla que a través de cualquir ootro reino peninsular, ya que en Castilla las Cortes no podían resistir a la voluntad de los monarcas con tanta eficacia como podían hacerlo los aragoneses.
La participación de Colón en aquel monopolio pronto se vio en entredicho. La Corona consideró que la empresa americana era de tal envergadura que difícilmente podría atenderse con el concurso de un solo ssocio, por capaz que éste fuese. Por este motivo, ya en 1495 la Corona comenzó a liberalizar su monopolio. En 1498, los intentos de Colón por mantener el monipolio comercial también fracasaron y entonces se inició el largo pleito del almirante y sus sucesores con la Corona, que no se zanjaría hast el año 1536.
Aparte de algunos viajes clandestinos, ralizados antes de 1497, es en esta fecha cuando comienzan a participar abiertamente en la exploración de América otros muchos marinos, con el concurso económico de capitales distintos a los aportados por al Corona o por Colón. La etapa de exploración, abierta en 1492 con el primer viaje de Colón cobró a partir de este momento una importancia especial, que se mantendrá hasta el año 1520, fecha en que se da un paso más con el comienzo de la conquista organizada. Entre 1520 y 1550, se lleva a cabo la conquista propiamente dicha, y a partir de esta última fecha se abre la etapa colonial, durante la cual el Imperio se organiza, se institucionaliza y se desarrolla dentro de unos moldes jurídicos y culturales propios.
Entre 1492 y 1505, año en el que muere Colón, se llevaron a cabo otros muchos viajes, a los que se da el nombre de "viajes menores", porque, habiéndose realizado al mismo tiempo que los cuatro viajes colombinos, podrían parecer de menor importancia. Sin embargo, esta denominación no puede decirse que corresponda estrictamente a la realidad.

No hay comentarios: