18 jul. 2015

LA CORONACIÓN DE BOLONIA (II)

La multitud y las tropas se congregaron en la Plaza de San Petronio. Desde el palacio papal, donde se alojaban el Pontífice y Carlos, arrojaban sobre la multitud golosinas, frutas, tortas y panes. Una fuente manaba por un caño vino blanco y por el otro vino aloque, esto es, tinto. Se había dispuesto una pasarela elevada que comunicaba el sacro palacio con la iglesia. Por allí debería pasar el cortejo del emperador camino del templo. El Papa fue trasladado en la silla gestatoria. Cuando el cortejo de Carlos inició el paso por el puente descrito, parte de él se hundió, pero el incidente quedó reducido a unos cuantos chichones y magulladuras. Carlos no sufrió el menor daño. El acto comenzó con el juramento prestado por Carlos de defender y amparar a la Iglesia romana. A continuación, Carlos dejó sus vestiduras reales y tomó ropas de canónigo, ya que debían investirle de semejante dignidad, según las antiguas costumbres. Luego cambió las de canónigo por las de diácono. Ungido en el pecho y en la espalda por el óleo consagrado, vistió nuevamente las ropas de diácono y ayudó en ese oficio a la misa que el Papa debía celebrar a continuación. Cantada la epístola, el Pontífice le entregó la espada, al tiempo qe pronunciaba las palabras rituales por las que Carlos se comprometía a "vencer y quebrantar a los enemigos del Dios de Israel". A cotinuación, el Papa le impuso las demás insignias de su dignidad, el cetro, la bola del mundo y, finalmente, la corona imperial. Al tiempo que esto ocurría, estallaba en la plaza el estruendo de las salvas de artillería, las fanfarrias militares y el griterío de la multitud que clamaba: "Imperio, Imperio; España, España".
Terminada la misa, comenzó la brillante cabalgata. Carlos, después de realizar la ceremonia de llevar por un corto espacio las riendas del caballo del Papa, montó en otro equino y desfiló por la ciudad. Uno de sus reyes de armas iba arrojando a la multitud monedas de oro especialmente acuñadas para la ocasión. En el anverso de las mismas aparecía la efigie de Carlos y su nombre; en el reverso, el año de su coronación (1530) entre dos columnas, con la leyenda "Plus Ultra", divisa del emperador.

VISITA MI WEB PERSONAL EN EL SIGUIENTE ENLACE

No hay comentarios: