5 mar. 2015

ALBORES DE LA HEGEMONÍA NAVAL HISPÁNICA

Con la entronización de los Trastámara en los dos grandes estados peninsulares, y sobre todo desde comienzos del siglo XV, asistimos a una ecidente reactivación de la expansión exterior. En el vecino reino lusitano, desde el ascenso de la casa de Avís al trono, éste adquiere unas magnitudes realmente extraordinarias. En el caso de Aragón asistimos a una reavivación de la política hegemónica en el Mediterráneo. Para los castellanos, si este mar no está ni mucho menos carente de interes, es ciertamente el Atlántico su principal campo de operaciones. El espacio Norte de éste no era nada nuevo, dada la activa participación de los marinos cántabros en la Guera de los Cien Años, con todas las implicaciones de carácter económico que este choque trajo consigo. Sin embargo, desde comienzos del XV se va apreciando un sensible desplazamiento hacia el Sur de la actividad marina castellana, a pesar de que en el litoral africano hayan de toparse con un enemigo de la envergadura naval de los portugueses. En definitiva, el hecho de que Castilla no haya logrado concluir la Reconquista en territorio peninsular, no será obstáculo en absoluto para ir adoptando una política africana que constituirá la base de partida de las grandes empresas descubridoras en los inicios de la Modernidad.

No hay comentarios: