23 dic. 2014

HACIA LA EXTINCIÓN DE LA "NOBLEZA VIEJA"

Paralelamente al desarrollo de las operaciones militares de la "batalla del Estrecho", el reino castellano conoce largos períodos de violenta pugna entre los monarcas y el estamento nobiliario. son el prestigio de enfrentamientos más dramáticos que tendrán lugar en los últimos tiempos del Medievo.
Tratar de dar una definición al concepto de "nobleza" y fijar también sus orígenes sociológicos y cronológicos para toda la Europa Occidental han sido temas sobre los cuales la investigación histórica ha dado las más encontradas opiniones.
En el caso concreto del reino castellano-leonés podríamos hablar de un determinado cuadro evolutivo: una nobleza primitiva, que se remonta a la época astur-leonesa y condal castellana constituiría el primer hito cronológico en la formación del estamento nobiliario en los estados occidentales peninsulares. Alcanzaría su cénit con la repoblación del valle del Duero y las estribaciones septentrionales del Sistema Central.
En una segunda etapa, la "nobleza vieja" es la que se fue formando en la etapa más dinámica de la Reconquista, durante el período en que los guerreros castellanos y leoneses, avanzando hacia el sur, desde el valle del Tajo, alcanzan el Guadalquivir con Fernando III, constituyendo la más viva expresión de tal nobleza las familias o linajes cuyos miembros ocupan puestos destacados o rectores durante los siglos XII y XIII, momento el de este último siglo en que la repoblación nobiliaria irá desplazando a anteriores fórmulas e instituciones repobladoras, imponiendo su fisonomía en las tierras del sur.
Los siglos XII y XIII suponen la edad de oro de la "nobleza vieja". Los años finales de esta última centuria, desde la muerte de Alfonso X el Sabio, y las primeras décadas del siglo XIV, presenciarán un progresivo desgaste, su extinción y, por último, la aparición de una "nobleza nueva", la que surja de la entronización de los Trastámara.
A la extinción de la "nobleza vieja" contribuirían una serie de factores: el agotamiento biológico de algunos linajes, las campañas militares contra los musulmanes y, el que en estos momentos nos interesa, la firme actitud desplegada por algunos monarcas castellanos. En el caso de Pedro I se llegará a un auténtico paroxismo y a una guerra civil sin cuartel. Para hacernos una idea de lo que supuso el desmoronamiento de la "nobleza vieja", bastaría remitirnos al esquema siguiente:
De las 34 grandes familias primigenias, tres desaparecieron antes de subir al trono Alfnso XI, quince, desde este momento hasta que subió al poder Enrique II, nueve consiguieron subsistir en la Baja Edad Media sólo de forma debilitada o por razones colaterales, y, por último, solamente siete linajes lograrán situarse de forma plena entre los múltiples de la "nbleza nueva" trastamarista.
Tomando como hilo conductor los reinados de los monarcas de la "batalla del Estrecho" y el de Pedro I, vamos a señalar en líneas generales en que se desenvuelve la política interna del reino de Castilla, y, dentro de ellas, como tema de primordial nterés, la pugna de estos soberanos con el estamento nobiliario.

No hay comentarios: