12 nov. 2014

LA CONQUISTA DE LEVANTE Y ANDALUCÍA (VI). EL INDEPENDIENTE REINO DE GRANADA (MOTIVOS POLÍTICOS DE SU EXISTENCIA)

No era Muhammad el único gobernante musulmán que mantenía con Castilla relaciones de vasallaje, pero sí el que permaneció más teimpo en esta situación, extinguiéndose los otros paulatinamente. El último en hacerlo fue el de Murcia, desaparecido en 1264. De cualquier forma, siempre cabrá preguntarse cómo pudo mantenerse independiente el reino de Granada. Parece aceptable que Muhammad fue un buen vasallo que se hizo merecedor de un trato especial por parte de los reyes castellanos y para la época de su muerte, en 1273, tal vez la política de Castilla hubiera aceptado como algo usual la existencia de una Granada independiente. Es también bastante probable que Castilla, contando entre su población con una gran cantidad de súbditos musulmanes, considerara útil tener un Estado musulmán cercano en el que se pudieran establecer sus súbditos descontentos. Hay que tener en cuenta igualmente la tupida y habilísima red diplomátic del pequeño Estado, que no llegó nunca a estar totalmente a merced de los castellanos, ni se dejó absorber por el poder de los mariníes del Magreb, ante el que tuvo que desplegar una enorme habilidad, ayudado por una serie de diplomáticos y políticos de primer orden, el más importante de los cuales fue Ibn Al-Jatib. Debemos desechar, por otra parte, la idea de que Granada estaba cercada en sus fronteras. Nada hay más erróneo, pues quizá fue su inserción de una manera muy importante en el comercio y en la economía de su época lo que hizo sobrevivir casi milagrosamente al reino. Su importancia fue capital dentro del circuito económico genovés, a la vez que servía de eslabón entre el comercio europeo y el africano. Es probable que el oro africano que pasaba a Europa fuese una de las claves de la riqueza, a la vez que la fijación en su territorio de una floreciente colonia hebrea. Fue además Granada, en cierto modo, la heredera de una parte de la tradición comercial del califato de Córdoba, sobre todo en lo que se refiere al comercio de manufacturas de lujo. En general, el esquema económico del reino se basaba en una clase de burgueses, con cierto número de campesinos que cultivaban las vegas. De cualquier manera, se puede decir que no poseemos una información muy nutrida acerca de los aspectos del Estado nazarí, refiriéndose la mayor parte de nuestros conocimientos a las relaciones con los estados cristianos, por las crónicas que éstos nos dejaron. Lo que sí parece cierto es que la influencia castellana de un primer momento se fue diluyendo poco a poco en un intenso proceso de arabización que acentuó las tendencias islámicas.

VISITA MI WEB EN EL SIGUIENTE ENLACE

No hay comentarios: