14 feb. 2013

INFLUENCIA ÁRABE EN ESPAÑA

La agricultura fue llevada por los árabes a un gran perfeccionamiento.  Ellos trajeron a España la palmera, la caña de azúcar, el arroz y otra multitud de verduras; establecieron un admirable sistema de irrigación en nuestras vegas, y nos legaron un excelente Tratado de Agricultura, obra del sevillano Azu Zacaría.
Pero no fue el movimiento industrialmenor que la producción agrícola.  Játiva, por ejemplo, tuvo las primeras fábricas de papel de trapo que hubo en el mundo (siglo XI).  Y las pieles de Córdoba, llamadas por eso cordobanes, tenían fama en todas partes, como igualmente los azulejos y demás productos de cerámica hispano-morisca.
En cuanto al comercio, se esparcía y cruzaba el mar.  La loza vidriada, sobre todo, así como la seda, que eran muy codiciadas por los públicos más exigentes.
La vestimenta se reducía entre la gente humilde a un sencillo jubón y ancha braga, semejante a los "zaragüelles" de los labradores levantinos.  Entre las clases acomodadas figuraban como prendas características el albornoz o alquivel y el turbante.  No menos sencillo era el mobiliario de las casas, pues no había en ellas ni camas ni sillas.  Sabido es que los árabes se sientan en cojines o divanes, y duermen sobre almohadones y alfombras o esterillas que colocan sobre el suelo.
Las principales armas eran los sables corvos llamados cimitarras o alfanjes, que más tarde fueron sustituidos por las espadas y lanzas de acero toledano.  La influencia del pueblo árabe en el cristiano es, pues, notoria, y se hace ver en el gran número de voces legadas a nuestro diccionario.
Arábigos son los nombres de los ríos que principian con la sílaba "guad" (río), así como los de "Medina" (ciudad) y "Alcalá" (castillo), que llevan algunas de nuestras poblaciones, o "Alcántara", que significa "puente".
Para nadie es un secreto que las canciones populares españolas tienen melancólicos toques de la música árabe; y árabes son también muchas de nuestras costumbres y gustos culinarios.

No hay comentarios: