15 feb. 2013

LA RECONQUISTA

En la Historia de las Españas se conoce como Reconquista el espacio de tiempo que corre desde la invasión de los árabes en el año 711 hasta su total expulsión en 1492.  Durante este período pueden señalarse tres épocas o momentos críticos, a saber:

-Desde la batalla de Covadonga hasta la de Calatañazor (718-1002).
-Desde este suceso y fecha hasta la jornada de las Navas de Tolosa (1002-1212).
-Y desde las Navas hasta la conquista de Granada (1212-1492).

La Reconquista es sin duda uno de los períodos más interesantes de la Historia de las Españas, y significa el esfuerzo de que es capaz un pueblo que lucha por la defensa de su fe y la independencia de su territorio.  Cuando los árabes conquistaron la Península Ibérica, algunos grupos de cristianos se refugiaron en las montañas del Norte.  Estos grupos estaban formados principalmente por gentes pertenecientes a la nobleza visigoda y pronto se organizaron en pequeños Estados, a los que los moros apenas si dieron importancia, hasta el punto de que, considerando terminada la ocupación de España, atravesaron los Pirineos, comenzando la conquista de Francia, que frenó en Potiers Carlos Martel, como ya hemos dicho en este blog.
De tales núcleos de resistencia, los más importantes fueron Asturias, Navarra y Cataluña, y más tarde Aragón y Cataluña, que a través de una homérica lucha de cerca de ocho siglos, que comienza oficialmente con la batalla de Covadonga en el 718 y termina con la toma de Granada por los reyes Católicos en 1492, consiguieron la total reconquista de España del poder de los árabes.
La "santa" empresa de la Reconquista española comenzó en las montañas de Asturias, donde, borradas ya por el común peligro las antiguas diferencias y odios de raza, godos y españoles se fundieron en un solo pueblo cristiano y reconocieron por caudillo a Don Pelayo, godo, según unos, e hispanorromano, según otros.
Acerca de la cuna de Don Rodrigo se ha cuestionado mucho; pero últimamente se ha mantenido que el héroe de la Reconquista nació en la montaña de Liébana y probablemente en el pueblo de Corgaya.  Al principio los árabes no dieron ninguna importancia a aquellos grupos rebeldes escondidos en las montañas, contra los cuales, al fin, envió Munuza, gobernador de Gijón en el emirato de Alahor, a su teniente Alkama.  Hablaremos de ello en la próxima entrada.

No hay comentarios: