1 feb. 2013

EL MORO MUZA

Al monarca Abderramán II le sucedió su hijo Mohamed I (852-886), cuyo reinado se señala por otra cruel persecución a los mozárabes. Los mártires más ilustres de esta nueva persecución fueron San Eulogio, electo arzobispo de Toledo y escritor notabilísimo, y su paisano y amigo Álvaro, escritor no menos ilustre.
Mohamed I hubo de reprimir dos formidables rebeliones: la primera fue acaudillada por el célebre Moro Muza, cristiano renegado y ambicioso que había llegado a ser valí de Zaragoza y se alzó con la independencia de esta provincia, haciéndose llamar "el tercer rey de España"; pero su reino pronto volvió a la obediencia del califa.
Al mismo tiempo que el Moro Muza se declara independiente en Zaragoza, su hijo Lupo o Lupía, se rebelaba en Toledo, arrancando así al Califato una gran parte de sus dominios.  Esto justifica el título que tomó Muza de "tercer rey de España".
Por estas mismas fechas, otro renegado, que había pertenecido a la guardia del califa, y cuyo nombre arábigo era Aben Merwan, pero a quien los cronistas musulmanes llaman "el hijo del Gallego", por ser aliado de Alfonso III de Asturias, se hacía independiente en Mérida, extendiendo luego su poder a Badajoz y predicando una religión mixta de islamismo y cristianismo.
La otra rebelión que Mohamed I hubo de sofocar tuvo un carácter más noble y elevado, pues fue promovida por los muladíes. Con este nombre se designaba a los musulmanes hijos de padre moro y madre cristiana o viceversa, los cuales, según el Corán, estaban obligados a profesar la religión islámica.
El caudillo de los muladíes fue el esforzado Omar ben-Hafsún,  a quien, como al célebre Viriato, se ha tenido hasta el siglo XIX por bandolero.  La crítica moderna, sin embargo, le considera como una gran figura y le da el título de "el Viriato delos muladíes".  Murió en Bobastro (Málaga) el año 917.
Al declararse Omar en rebelión contra los califas, abrazó el cristianismo y tomó el nombre de Samuel, haciéndose fuerte en Bobastro y llegando a constituir un reino de considerable extensión y de ejemplar gobierno.
Con los muladíes de Samuel tuvo la Reconquista un nuevo núcleo en el seno mismo de la España musulmana.  Se mantuvo independiente durante todo el reinado de Mohamed I y los de Almondir (886-888) y Abdaláh (888-912).  Al morir Omar-ben-Hafsún legó el reino a sus cuatro hijos.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: