11 feb. 2013

DIVISIÓN SOCIOPOLÍTICA DE AL-ÁNDALUS

Mientras la España árabe estuvo sometida al califato de Damasco, constituyó una provincia del mismo regida por un emir, dependiente de los gobernadores árabes del Norte de África.
Al proclamarse independiente en Al Ándalus Abderramán, no rompió los vínculos religiosos y se hizo llamar sencillamente emir o sultán, pero más tarde, como sabemos, Abderramán III tomó ya el título de califa, esto es, jefe religioso de los musulmanes de sus reinos, rompiendo el lazo religioso que todavía hacía depender los musulmanes españoles del califa de Oriente.
El emir Yusuf dividió la España árabe en cinco regiones denominadas: Ándalus (la antigua Bética), Tholaithola (la Cartaginense), Saracostha (la Tarraconense), Mérida (Lusitania y Galicia) y Afranc (Galia-Narborense).  Tenía el califa autoridad absoluta en todos los órdenes: religioso, militar y político; vivía en un espléndido palacio, rodeado de una numerosa y brillante corte, al estilo oriental, mostrándose solamente en las grandes solemnidades ante el pueblo.  Auxiliaban al califa en el gobierno un alto cuerpo consultivo, llamado Mexuar o Diván, a quien pedía parecer sobre las graves cuestiones del Estado, y del cual formaba parte el Hachib o primer ministro.
Como jefe de la religión, el califa llevaba el título de Imán.  Los teólogos se llamaban Ulemas; los doctores o intérpretes de la Ley, Faquíes, y los auxiliares subalternos del culto, que anunciaban a voces las horas de oración, cinco veces al día, recibían el nombre de Muezines o Almuédanos.
En ciertas ocasiones solemnes el califa administraba justicia por sí mismo, pero normalmente era administrada por los cadíes o jueces, que gozaban de gran prestigio.  Su jefe era llamado cadí de los cadíes, y uno de estos, el cadí aljamaa (el de las injusticias), atendía las reclamaciones que contra las autoridades, los funcionarios y sus resoluciones le hacían los particulares.  El cadí de las injusticias alcanzó en Al-Ándalus gran renombre e importancia.
Al frente de cada provincia o cora estaba un wali o gobernador.  El gobierno de los pueblos estaba encomendado a corporaciones administrativas, cuyo primer magistrado llevaba el título de... ¡Alcalde!

No hay comentarios: