19 oct. 2012

LA CUEVA DE ALTAMIRA

¿Por qué se afirma con tanta rotundidad que la cueva de Altamira es la Capilla Sixtina del Arte Paleolítico?  Bien, cuando los investigadores Breuil y Obermaier publicaron en 1935 su gran monografía sobre la cueva, aportaron los siguientes datos numéricos: 38 bisontes, 10 bóvidos, 26 caballos, 14 cabras, 63 cérvidos, 5 jabalíes, 1 mamut, 1 alce, 1 felino, 1 pez, 1 lobo, 10 figuras indeterminadas, 9 antropomorfos y casi un centenar de signos más o menos complejos.
Bien conocido por todos es el plafón del techo de los polícromos, con su veintena de grandes bisontes y otros animales pintados y grabados sobre el fondo de una decoración anterior y aprovechado las protuberancias de la bóveda para subrayar los volúmenes de los animales.
El conjunto de los polícromos de Altamira se nos presenta ahora como una composición, pero hay que recordar que cuando fue pintado difícilmente se veían más de dos o tres animales a la vez, dado que el suelo de la cueva era mucho más alto y fue rebajado para mejorar la visión del conjunto y para que el techo no fuera tocado por los visitantes.
Breuil y Obermaier distribuyeron el arte de Altamira en cuatro períodos: Auriñaco-perigordiense para las figuras antiguas, Solutrense final, Magdaleniense inferior (figuras negras con escaso modelado) y Magdaleniense VI (los famosos polícromos y grabados).  Otros investigadores realizaron otras clasificaciones en las que no entraremos de lleno, pero sí nos detendremos en las apreciaciones del profesor Joaquín González Echegaray, quien estima que en Altamira hay tres santuarios con vigencia en épocas distintas, entre el Solutrense superior y las últimas etapas del Magdaleniense inferior cantábrico (=Magdaleniense III francés), con fechas entre el 18.000 y el 13.500 a.C.
Afortunadamente la apertura de una réplica a pocos metros del yacimiento, como ya hiciesen las autoridades francesas en Lascaux, ha evitado que la afluencia de visitantes deteriorase todavía más el ya de por sí lamentable estado en que estaban quedando las pinturas merced al exceso de turistas que accedieron durante años al interior de la cueva para satisfacer su curiosidad.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: