19 oct. 2012

EL ARTE PARIETAL EN ASTURIAS

Comenzamos el recorrido por el arte mural asturiano en la zona del valle del Nalón, donde se encuentra el conjunto de la cueva de la Peña de Candamo, compuesto por cincuenta figuras, cuarenta y cinco de las cuales forman un complicado panel con representaciones zoomorfas grabadas y pintadas en un friso continuo en el que hallamos gran número de superposiciones pertenecientes al Auriñaciense y al Solutrense.
En el mismo valle tenemos algunos santuarios abiertos o vestibulares. El abrigo de La Viña presenta un friso de líneas abstractas combinado con figuras de animales.  Similar aspecto ofrece la cueva de La Lluera.  En la cueva de El Conde hay siluetas incompletas de animales y algunos signos. Otras cavidades de dicho conjunto serían la cueva delos Murciélagos, las Mestas, el covacho de Godulfo y el abrigo de Entrefoces.  Cabe destacar los signos rojos de la cueva de Entrecueves, en Las Segadas.
En la parte oriental de Asturias encontramos la celebérrima cueva de Tito Bustillo o El Ramu, ambas en Ribadesella, que forman parte de un complejo kárstico con varios yacimientos magdalenienses.  Merecen ser tenidos en cuenta el gran panel de renos y caballos bicolores pintados sobre una preparación de fondo rojo, los numerosos grabados de la galería de los caballos y el santuario aislado con signos sexuales femeninos que se ha dado en llamar el camarín de las vulvas.
En la zona de Posada de Llanes hay importantísimos yacimientos paleolíticos, algunos de ellos con significativas muestras de arte:
-Cueto de la Mina, con grabados lineales en el exterior.  
-La Riera, con puntos en rojo y negro.
-Balmorí, con signos en color rojo.
-El Quintanal y Herrerías, con signos cuadrangulares en forma de parrilla.
-Covarrón, con signos rojos y restos de figuras zoomorfas en color negro.
-Tebellín, con signos claviformes.
Archiconocida es la cueva de El Pindal, situada sobre un acantilado costero.  Contiene unas veinticinco representaciones zoomorfas, pintadas o grabadas o con una combinación de ambas técnicas, entre ellas un mamut de piel desnuda y un pez, presumiblemente un salmónido, junto con numerosos signos.  No lejos se halla la cueva de Mazaculos, con diversos signos y puntuaciones.
La cueva de El Buxu, en Cangas de Onís, conserva algunas figuras de caballos y otros animales finamente grabadas, así como restos de pinturas en negro, a las que se suman signos grabados, en su mayoría cuadrangulares.
La cueva de Llonín, en Peñamellera Alta fue descubierta en 1979 y presenta un complicado panel de cérvidos, cápridos y bisontes, en algunos casos con impresionantes superposiciones.  Muchos de sus grabados presentan la técnica del interior del cuerpo parcialmente estriado para dar relieve a la figura.
En el área asturiana existen otras cuevas con arte paleolítico, como La Loja, Coimbre, San Antonio, Les Pedroses (ésta última con cuadrúpedos acéfalos), Coberizas..., pero con escasas figuras en cada una de ellas.  Hay que citar el yacimiento aziliense de la Cueva de los Azules, en Cangas de Onís, que ha proporcionado algunos cantos rodados con puntos negros pintados y en relación todos ellos con una sepultura.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: