17 sept. 2012

EN VÍSPERAS DEL PRIMER PLAN DE DESARROLLO

Tanto la política de estabilización como la reactivación marcada sobre todo a partir de 1962 configuraron la economía dentro de un contexto neocapitalista.  No obstante, el proceso español se diferenció del seguido por el conjunto de países desarrollados de Europa, ya que este rápido crecimiento tuvo sus pilares en:

-Un descenso del peso específico de la agricultura, manifestado por una menor incidencia en la composición del producto nacional bruto y por el volumen de población que ocupaba (en rápido descenso, debido a la emigración exterior e interior).
-El mayor impulso partió del sector terciario (servicios), junto al "boom" de la construcción y de las industrias con él relacionadas.  Asimismo se montaron una serie de industrias que pudieran facilitar a la población los bienes de consumo que reclamaba.

No hay comentarios: