14 sept. 2012

EL COSTE DE LA VIDA CON FRANCO

El alza de los precios de los productos, sobre todo de los considerados como de primera necesidad, así como su variabilidad según las zonas del país, llevó a los organismos oficiales a buscar una explicación de los mismos achacándolos a la existencia de zonas poco progresivas y a la carencia de un auténtico mercado de dimensión nacional.
La renta por habitante era una de las más bajas de Europa occidental y su distribución poco equitativa.  Ante ello, en una declaración oficial se manifestaba que la "distribución de la renta nacional en España debe mejorarse tanto en el aspecto espacial como en el funcional y en el personal, con el fin de elevar el efectivo nivel de vida, al tiempo que se evitan los movimientos migratorios en el interior y en el extranjero".
Resumiendo la situación, podríamos señalar que los principales defectos estructurales con los que se encontraba el país, entre otros, la baja proporción de población activa y el elevado porcentaje de ésta que se dedicaba a la agricultura; la insuficiente productividad del sistema económico; el reducido volumen de las exportaciones; la imperfecta distribución de la renta; la antigüedad de una parte del equipo industrial; la escasa capitalización y la escasa flexibilidad de los mercados, así como una deficiente comercialización de los productos del campo.
No obstante, según reconocieron la O.C.D.E. y el Fondo Monetario Internacional en 1963, había factores positivos que correctamente utilizados podían dar sus frutos.  Entre ellos se destacaban las reservas de capital humano, que permitirían aumentar la población activa y transferir mano de obra agrícola a la industria y a los servicios; la acumulación de capital de las empresas, cuya capacidad de inversión pasó de 77.000 millones de pesetas en 1959 a más de 170.000 millones en 1972 (período de congelación de salarios); el aumento de las inversiones extranjeras y por último, el volumen de reservas de oro y divisas, que llegó a alcanzar cifras no conseguidas por otros países europeos mucho más desarrollados que España.

No hay comentarios: