30 sept. 2012

EL EXILIO ESPAÑOL DE LA POSGUERRA

La caída del frente de Cataluña provocó el éxodo masivo de republicanos hacia Francia, éxodo que por otra parte se había iniciado anteriormente desde la primavera de 1938.  La avalancha de emigrados, de proporciones desconocidas en época posterior (se estimaron unos 500.000 los españoles que atravesaron las fronteras huyendo de las tropas nacionales), creó al gobierno francés enormes problemas, que se reflejaron en el trato recibido allí por los españoles.  Se pretendió resolver la problemática mediante el establecimiento de una zona franca entre los dos países, en la que los refugiados estuvieran protegidos por fuerzas internacionales; pero el gobierno de Burgos se negó terminantemente al proyecto.  Entonces Francia anuló la orden por la que se prohibía la entrada de adultos sanos.  El 28 de enero de 1939 comenzaron a llegar a Francia millares de personas de todas clases y edades, trayendo consigo lo que podían de sus pertenencias.
Muchas fueron las penalidades que debieron soportar al ser recluidos en campos, expuestos a la intemperie, sin alimentación adecuada, careciendo de los más elementales medios de higiene, y los más hasta sin techo ni paredes.  Los nombres de algunos de estos campos, como Argelès, Saint-Cyprien y Le Boulon, se hicieron tristemente famosos ante tal situación.  Se calcula que en marzo de 1938 prefirieron el retorno a la patria 50.000 refugiados, mientra se quedaban en Francia 170.000 mujeres y niños, 40.000 varones paisanos, 10.000 enfermos y heridos en los hospitales y 220.000 soldados y milicianos.
La ocupación alemana y el gobierno de Vichy supusieron un nuevo motivo de sufrimiento para toda esta población exiliada, ya que parte de ella fue encerrada en campos de concentración al servicio de los nazis y de los colaboracionistas franceses o enviada a los diversos países controlados por Alemania, con el fin de que contribuyeran a la creación de la "Gran Alemania".
Muchos de los que consiguieron escapar al cautiverio alemán entraron a formar parte de la resistencia francesa (4.000 aproximadamente) o formaron la "Novena Compañía" de la "Columna Leclerc", que contribuyó a liberar París el 24 de agosto de 1944.
Mientras tanto, el gobierno republicano en el exilio organizaba en París el Servicio de Emigración para Republicanos Españoles (S.E.R.E.), con representación de todos los partidos y organismos obreros que constituían el Frente Popular, logrando canalizar parte de la emigración hacia México, donde con los fondos disponibles se montaron empresas que ayudaron a rehacer la vida de estos hombres, controlados por la Junta de auxilio (J.A.R.E.) bajo la presidencia de don Luis Nicoláu d'Olwer, gobernador del Banco de España, siendo su vicepresidente Indalecio Prieto.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: