3 ago. 2012

LOS INTELECTUALES DE 1914 (V)

En música y pintura, lo español va a alcanzar, de la mano de los artistas, vuelos realmente universales.  en el campo de la música, España se incorpora, aunque tardíamente, a las corrientes europeas del nacionalismo musical.  Un precursor que destaca, mientras aún triunfaban los zarzuelistas, es Felipe Pedrell (1841-1923).  Publica a los polifonistas clásicos españoles y la edición de la "Opera Omnia".  Compuso la "Cantata", "El Conde Arnau" y "Los Pirineos", de inspiración netamente española.  Es preciso señalar también la fundación, durante la última década del siglo XIX, de la Sociedad Filarmónica de Bilbao y del Orfeó Catalá, creado por Lluis Millet; contribuyen a despertar el interés por los folklores regionales, al tiempo que están al tanto de la cultura musical europea.
Sobre estas bases, el gerundense Isaac Albéniz (1860-1909) viaja por Europa y América como concertista.  Influenciado por Listz y el propio Pedrelll, compone el poema sinfónico "Cataluña" y la suite "Iberia", de inspiración meridional, obra maestra de pano y de la música española contemporánea.
Enrique Granados (nacido en Lleida, 1866-1916), influenciado por Chopin, Schumann, Grieg y Pedrell, a conciertos en el extranjero y compone su gran obra, la ópera "Goyescas", así como varios poemas sinfónicos.  Tanto Albéniz como Granados propagan el gusto por los conciertos y adquirirán prestigio internacional.
En la música popular vasca se inspiran José M. Usandiaga y Jesús Guridi.
El gaditano Manuel de Falla (1876-1946), figura genial y en soledad, alcanza renombre mundial por su música de inspiración popular refinada, de exquisita sensibilidad.  Obras maestras suyas: "La vida breve", "El sombrero de tres picos", "Las noches en los jardines de España", "El retablo de maese Pedro" y la sin par composición "El amor brujo".
El andalucismo auténtico y universalizado tiene su figura en el sevillano Turina y en sus obra "Escena andaluza", "La procesión del Rocío", "Sinfonía Sevillana", "Canto a Sevilla"...
La aportación mediterránea viene de Oscar Esplá ("Canciones playeras", "Sonatina del sur y "Don Quijote velando armas"), del valenciano Joaquín Rodrigo y del catalán Federico Mompou.
Entre los instrumentistas hay que destacar a Jesús Monasterio, Pablo Sarasate y Juan Manén, con el violín; al egregio vieolonchelista Pau Casals; a los pianistas Ricardo Viñas, José Cubiles, Albéniz y Granados, y a los guitarristas Francisco Tárrega, Regino Sainz de la Maza y Andrés Segovia.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: