3 ago. 2012

LOS INTELECTUALES DE 1914 (IV)

En 1914 el número de estudiantes en la universidad llega a 20.000; en las escuelas técnicas, a 4.000, y en los Institutos de Segunda Enseñanza, a 52.000, doblándose casi las cifras de comienzos de siglo.  el número de maestros era de 26.500, necesitándose más de 85.000, aun asignando a cada maestro 50 alumnos.  Todavía el censo de 1920 arrojaba un 52,23% de analfabetismo.
La prensa y las revistas empiezan a cobrar otro alcance por el número, tono y contenidos. Estos órganos de difusión serán trascendentales para la cultura española, como lo eran para la cultura europea, de donde se importan los métodos de ensayo y de articulismo.  En 1900 se publican en España 1.136 periódicos de toda clase, cifra que se duplica con creces en 1923.  Destacaban la "Revista de Occidente" y los diarios "El Imparcial", "ABC", "El Debate", "La Voz" y "El Sol", liberal y europeizante, del que se ha dicho que era uno de los mejores de Europa y el mejor de España en sus diecinueve años de existencia.  Destaquemos también "El Socialista", semanario y liego diario, órgano del partido del mismo nombre.  La aparición de "España" tuvo un indudable alcance en la cultura nacional.  Éstos eran los colaboradores: Ortega, Pérez de Ayala, Luis de Zulueta, Eugenio D'Ors, Gregorio Martínez Sierra, Ramiro de Maeztu, Juan Guixé, Gabriel Alomar, Manuel Reventós, Juan de la Encina, Díaz del Moral, Casares Quiroga, Fernando de los Ríos, Antonio Machado, Luis de Tapia, Luis Araquistáin, Manuel Azaña, Luis Bello, Manuel B. Cossío, Domingo Barnés, Jacinto Benavente, Federico García Sanchiz, Manuel García Morente, Enrique de Mesa, Moreno Villa, Federico de Onís, Gustavo Pitaluga, Adolfo Posada, Ramón María del Valle Inclán, Unamuno, Olariaga, Bagaría, Penagos, Arteta...
Y ¿qué decir de lo social en la tarea cultural?  Tendríamos que referirnos largamente a asociaciones de cultura como la famosa Escuela Nueva, fundada por Manuel úñez de Arenas con el fin de atender las necesidades de cultura "de toda la clase que trabaja, sufre y es explotada".  Allí colaboran, tocando los temas más interesantes, cientos de personas: intelectuales, escritores, periodistas, obreros.  Desde Pablo Iglesias a Jaime Vera, pasando por Leopoldo Alas, Leopoldo Palacios, Largo Caballero, Salinas, Xirau, Pedroso, Lafora, Ramón Carande, Rafael Calleja...  Todos estos nombres y muchos más deben ser incluidos y explicados en una historia de la cultura española tanto por sus conocimientos como por su forma de concebir la cultura.  La obra cultural no es algo muerto y pasivo, sino que influye sobre la realidad social y la conciencia de esa realidad, que son las bases de donde partió la obra creadora.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: