4 ago. 2012

EL SOCIALISMO HASTA PRIMO DE RIVERA (II): EL NACIMIENTO DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA

Sin embargo, el congreso no llegó a ninguna decisión definitiva, ya que e acordó l adhesión a la segunda hasta el próximo congreso,y si éste no conseguía la unificación, se pasaría a la tercera.  Clara fórmula de compromiso, que no resolvería nada.  No obstante, algo sí se había conseguido: el repudio de futuras conjunciones con partidos burgueses y la necesidad de seguir pensando en fórmulas de unión con otras fuerzas obreras.  Las Juventudes Socialistas decidieron su adhesión a la tercera Internacional en el congreso celebrado a continuación.
Las escisiones internas causadas por el conflicto de la adhesión iban a desembocar en algo insospechado.  El 15 de abril de 1920 las Juventudes Socialistas acordaron su transformación en Partido Comunista, con total independencia del Partido Socialista, constituyéndose en sección española de la Internacional Comunista y enviando a Merino Gracia al segundo congreso de la Internacional Comunista.  A su vez, las Juventudes cambiaron la denominación de su órgano de prensa, que pasaría a llamarse "El Comunista".
A causa de la profunda escisión que había supuesto la separación de las Juventudes Socialistas al constituirse en fuerza independiente y claramente puestas al lado de la política de los soviets, el PSOE no consiguió restaurar sus divergencias entre terceristas y no terceristas.
El congreso extraordinario se celebró el 19 de junio en la Casa del Pueblo de Madrid, y en él las posturas seguían siendo antagónicas, aunque las delegaciones terceristas, más numerosas consiguieron la declaración de adhesión a la tercera Internacional, frente a la oposición de Largo Caballero, al estimar que, dado el nuevo rumbo que el partido estaba tomando, se debería someter su aprobación a un referéndum. La minoría representada por Fernando de los Ríos, Acevedo y Suárez consiguió, sin embargo, condicionar el ingreso a que se respetara su propia independencia.
La lucha alcanzó su cima al elegirse la Nueva Comisión Ejecutiva.  Los puestos, dejando a un lado al presidente, que sería asignado sin discusión a Iglesias, fueron copados por terceristas, ya que Besteiro y Largo Caballero rehusaron su nombramiento con respecto a este desplazamiento de parte de la generación histórica.
Hay que reseñar un hecho que se va a mostrar como de gran importancia.  Hasta ese momento, la dirección de la UGT y del PSOE había sido prácticamente la misma. A partir de la polémica, mientras en el PSOE dominaban los terceristas, la UGT seguía bajo la influencia de los "minimalistas" Besteiro, Largo Caballero y Núñez Comas, a excepción de los sindicatos vizcaínos.  Por eso no es de extrañar que la UGT decidiera por aplastante mayoría de votos su adhesión a la Federación Sindical de Ámsterdam, filial de la segunda Internacional.
El congreso comisionó a Fernando de los Ríos (partidario de la segunda) y a Daniel Anguiano (partidario de la tercera) para asistir en Rusia al congreso de la Internacional Comunista y poder informar al partido directamente.  Como era de esperar, los informes fueron contradictorios.  Al parecer, y según se desprende del informe común que ambos dieron (luego darían otro cada uno por separado), no habían conseguido clasificar sus posturas.
El punto de discrepancia seguirían siendo las veintiuna condiciones impuestas por la Internacional Comunista.  La confusión reinante haría que si en una reunión los terceristas dominaban, en la siguiente eran ellos los dominados, y así sucesivamente.

No hay comentarios: