10 ago. 2012

EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES DEL 16 DE FEBRERO DE 1936

Las circunstancias en las que tuvieron lugar las elecciones fueron las siguientes: Portela Valladares, jefe del gobierno y Ministro de la Gobernación, era centrista. La gran mayoría de los gobernadores civiles eran de centro-derecha. En 52 de los 70 distritos electorales los votantes pudieron elegir entre dos listas: una de centro-derecha y otra del Frente Popular.  Las juntas escrutadoras de votos estaban constituidas por representantes de ambos partidos.
La votación se llevó a cabo el domingo 16 de febrero.  A las cuatro de la tarde las urnas ya estaban cerradas.
Las elecciones dieron el triunfo al Frente Popular.  Las izquierdas habían obtenido, y redondeamos las cifras, unos 4.700.000 votos; las derechas, 4.000.000; el centro, 450.000, y los nacionalistas vascos, 130.000.
Estas cifras no contabilizan los votos de la segunda vuelta de las elecciones, que, por supuesto, fueron escrutados por juntas nombradas bajo Portela Valladares.
Varios autores, analizando las cifras dadas por el periódico El Debate, que básicamente le restaba 200.000 votos al Frente Popular y otros 100.000 al centro y le sumaba 11.000 a los nacionalistas vascos y 350.000 a la derecha, sostienen que, sumando nacionalistas vascos, centro y derechas, se superan los votos obtenidos por el Frente Popular.  Esto, matemáticamente exacto, presupone que los miembros portelistas eran más adictos de Gil Robles y de Calvo Sotelo que de Azaña, lo cual resulta discutible.  Cosa parecida cabe decir de los vascos.
Lo cierto es que las diferencias resultaron escasas; pero, como había ocurrido en 1933, la ley electoral ocultaba la fuerza del partido derrotado.  La ley electoral estimulaba la formación de coaliciones para evitar un Parlamento fragmentado.  En cada distrito electoral, el 80% de los escaños se adjudicaban a cualquier lista que obtuviera más de la mitad de los votos.  Ahora había ocurrido lo contrario que en 1933, en que socialistas y republicanos se encontraron divididos.

Veamos la lista de diputados:

DERECHA Y CENTRO-DERECHA (ESCAÑOS).

C.E.D.A., 101
Tradicionalistas, 15
Centristas, 21
Liberales demócratas, 1
Agrarios, 11
Progresistas, 6
Radicales, 9
Independientes de derecha, 10
Renovación Española, 13
Monárquicos independientes, 2
Conservadores, 2
Lliga, 12
Nacionalistas vascos, 5
Nacionalistas españoles, 1
Católicos, 1
TOTAL DERECHA: 133
Total centro-derecha: 77
Total ambos: 210 escaños

FRENTE POPULAR (ESCAÑOS)

Izquierda Republicana, 79
Unión Republicana, 34
P.S.O.E., 88
Partido Comunista, 14
Federales, 2
P.O.U.M.,1
Partit Catalá proletari,1
Esquerra Catalana, 22
Acció Catalana, 5
Unió Socialista de Catalunya, 3
Estat Catalá, 1
Nacionalista Revolucionario Catalán, 1
Unió de Rebassaires, 2
Partido Sindicalista, 1
Galleguistas, 3
Esquerra Valençiana, 1
Independientes de Izquierdas, 4

Total izquierda burguesa: 151
Total izquierda proletaria: 112
Total Frente Popular: 263

NÚMERO TOTAL DE DIPUTADOS: 473

Cuando finalmente se constituyeron las nuevas Cortes había 271 escaños para la izquierda, 137 para la derecha y 40 para el centro, debiendo celebrarse elecciones para cubrir otros 14 escaños.
La derecha conservaba Castilla-León y Navarra (núcleos de la España nacionalista en 1936).  La izquierda predominaba en las grandes ciudades, entre los jornaleros y arrendatarios.  También en Andalucía y Galicia. En Cataluña y las provincias vascas el germen separatista perjudicó a la derecha.
Una vez más marchaban a distinto paso la España central y la periférica.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: