5 ago. 2012

CONGRESO DE LA CONFEDERACIÓN NACIONAL DE SINDICATOS CATÓLICOS

Las agrupaciones confesionales que, como habíamos visto, sólo habían conseguido cuajar en algunas zonas agrícolas en 1910, consiguen ahora ir creando diversos núcleos (20 de abril de 1919), que les permitirán la celebración, bajo el patrocinio del cardenal primado Guisasols, del primer Congreso de la Confederación Nacional de Sindicatos Católicos.  Al mismo asistirán 192 delegados de sindicatos masculinos y 43 delegados de los femeninos, que representan a 60.000 asociados.
En este congreso comenzaron a sentar sus planteamientos sindicales.  Después de reafirmarse en su apoliticismo, se señalaron los medios de lucha, entre los que figurarían, aunque con las debidas reservas, la huelga y el boicot, así como la posibilidad de aunar esfuerzos con los demás sindicatos, que estaban, a pesar de todo, muy lejos de los planteamientos de los otros sindicatos.  Muestra de ello son las reivindicaciones por las delegadas femeninas:

"... que no se pueda despedir a una sirvienta después de las cuatro de la tarde si no es por causa muy grave; que desaparezca la costumbre insensata de tener dormitorios de criadas y criados en un mismo piso, independientemente del piso de las personas a quienes sirven, y la costumbre cruel de dedicar a la servidumbre habitaciones sin aire, sin luz y sin cerradura interior..."

Esto (como queda claro) es principalmente moralismo, no sindicalismo.  Paralelamente, y debido a los impulsos de los sacerdotes Gerard y Gafo, se fundaron los Sindicatos Católicos Libres, cuyo primer centro sería la Casa del Trabajo, fundada en 1912 por el padre Gerard en Jerez de la Frontera.  Dos notas los separarían radicalmente de los círculos: su plena independencia de los elementos patronales y la absoluta libertad de los asociados en sus prácticas religiosas.  Su vida fue efímera, ya que en 1923, tras la conjura de Azcoitia, se disolvieron, pasando sus afiliados a los Sindicatos Libres, que fundaría en Barcelona, en 1024 Ramón Solís.

No hay comentarios: