10 jul. 2012

EL PARTIDO SOCIALISTA Y LA U.G.T. (I)

El grupo conocido como "los nueve", expulsados de La Emancipación y de la Federación Madrileña, crearon la Nueva Federación Madrileña, reconocida rápidamente por el Congreso de Londres, que, sin embargo, tendría una vida efímera, puesto que su intento de convertirse en Federación Nacional, tras la disolución de la Federación en el Congreso de Córdoba, no prosperó, y tras celebrar un congreso en Toledo, fue disuelta en 1873, a la vez que desaparecía La Emancipación.
No obstante, el núcleo madrileño siguió formando un grupo coherente dentro de la Asociación General del Arte de Imprimir, fundada en 1871, a la cual se unieron Mora e Iglesias a raíz de la huelga llevada a cabo por la misma en 1873, y de la cual Iglesias sería presidente en 1874, aunque su ascenso a la presidencia hiciese a la mayoría de los asociados abandonar la misma.  Sólo permanecieron 249 asociados.
Los componentes de la asociación se reunían en el café El Brillante, de Madrid (más tarde el de Lisboa), y a sus reuniones fueron llegando los futuros dirigentes del que sería llamado Partido Socialista.  Acudieron Quejido, Matías Gómez, Alejandro Oncina y otros más, entre los que hay que destacar a Jaime Vera, estudiante de Medicina y uno de los teóricos del marxismo español.  Asimismo, este núcleo contaba con las aportaciones de Mesa, el cual, obligado a exiliarse en 1874, había entrado en contacto con Jules Guerde y Lafargue, además de las visitas que realizaría a Londres para visitar a Marx y Engels (estos contactos facilitarían la correspondencia entre Pablo Iglesias y Engels).
Fruto de estas reuniones, así como de la continua presión deMesa para que se constituyera un partido a imitación del que Guerde había constituido en Francia, fue la reunión celebrada en una fonda madrileña de la calle Tetuán el día 2 de mayo de 1879, en la que se acordó la constitución del Partido Democrático Socialista.  Lo encargados de darle un contenido correcto (ideológico y práctico) fueron Pablo Iglesias, Victoriano Calderón y Alejandro Oncina, tipógrafos, y Jaime Vera y Gonzalo H, Zubiaurre, médicos.  Fruto de la labor de este grupo fue el programa del partido, definitivamente aprobado en 1880, cuyas aspiraciones eran:

-La posesión del poder político para la clase trabajadora.
-La transformación de la propiedad individual y cooperativa y de los instrumentos de trabajo en propiedad común de la sociedad entera.  (Entendemos por instrumentos de trabajo la tierra, las minas, los transportes, las fábricas, las máquinas, el capital moneda).
-La organización de la sociedad sobre la base de federación económica, el usufructo de los instrumentos de trabajo por las colectividades obreras garantizando a todos sus miembros el producto total de su trabajo y la enseñanza integral a los individuos de ambos sexos en todos los grados de la ciencia, de la industria y de las artes.

En suma, el ideal del Partido Socialista Obrero era la completa emancipación de la clase trabajadora, es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores libres e iguales, honrados e inteligentes...

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: