15 jul. 2012

¿CÓMO ENTRÓ ECONÓMICAMENTE ESPAÑA EN EL SIGLO XX? (III)

Hemos visto cómo la economía española se vincula al ritmo europeo, siguiendo, en líneas generales, la evolución de la coyuntura internacional, lo cual no impide ver que España presenta desde todos los ángulos unas condiciones muy peculiares, que la distancian bastante del desarrollo europeo.
La dinámica de la entrada de España en el siglo XX presenta una serie de etapas dependientes de los siguientes factores: 

-Una profunda crisis en 1898, que obliga al país a recuperarse.
-La neutralidad durante la guerra europea, que posibilitó el enriquecimiento del país, pero que no fue aprovechada lo suficiente.
-La Guerra Civil, rémora que lastrará a la nación, hundiéndolo en un retraso enorme con respecto al resto de Europa.

Al lado de estos tres hechos cabe señalar otra serie de fenómenos, como el ritmo distinto entre la agricultura estancada y la industria protegida, el constante desequilibrio entre precios y salarios, yendo éstos a remolque de aquéllos, lo que provocará tensiones sociales y frenos al desarrollo económico; todo esto se agravará con una irregular distribución social y geográfica de la renta.  Añadamos la poca visión de futuro de los empresarios españoles, más preocupados por los beneficios a corto plazo que por las reconversiones, lo que originará largas y frecuentes épocas de "vacas flacas".
Teniendo en cuenta esto, la economía del siglo XX recorrerá las siguientes fases:

1. 1898-1913.  El país se recupera de la pérdida de las colonias y de la crisis provocada por el derrumbamiento del comercio exterior del vino, del hierro, del algodón y de la debilidad de la peseta.  en estos años, con una demografía optimista, mejoran las técnicas y procedimientos agrícolas y se expansionan nuevas actividades industriales, como la química, la hidroeléctrica, etc.
2. 1914-1918.  Es el "boom" de la neutralidad.  El país puede liberarse de la deuda exterior y el Banco de España llegará a tener unas existencias de casi 2.000 millones de pesetas.  El oro, no cabe duda, afluía a España.  La industria entra en apogeo, el comercio arroja una balanza comercial con superávit.  Pese a ello, la agricultura entra en colapso, los desequilibrios entre los precios y los salarios provocan inestabilidad social, dando lugar a la tremenda crisis de 1917.
3.  1919-1923.  Crisis europea y de posguerra, que incide sobre España.  La situación llega a ser aguda; la industria acumula "stocks", el comercio se paraliza, la balanza comercial vuelve a ser deficitaria, algunos bancos quiebran y el campo se ve sacudido por una intensa agitación social.
4.  1923-1930.  Es la etapa de los "felices años veinte" del capitalismo liberal.  Prosperidad en Europa y euforia en España, que tampoco sabe aprovecharse.
5.  1930-1939.  Las repercusiones de la crisis mundial del año veintinueve llegan a España, y del capitalismo liberal se pasa al capitalismo dirigido.  Cuando España empieza a salir de la crisis en 1934, el bienio radical-cedista y la Guerra Civil prolongan la agónica coyuntura.
6.  1939-1951.  Autarquía económica ocasionada por la Guerra Civil, la II Guerra Mundial y la posguerra, que para España traen la consecuencia del bloqueo internacional desde 1945 hasta 1951.  El país se vuelve a regularizar y la economía no arranca del marco en el que está encerrada.  Son los años de tensión social y de dura posguerra.
7.  1951-1959.  Apertura relativa e intentos de despegue económico.  El dirigismo estatal de la dictadura de Franco inicia la integración a Occidente.  La economía sigue resistiéndose y se despeña por la pendiente de la inflación.  Los tecnócratas del Régimen buscan la salida a esta situación.
8. 1959-1964.  Estabilización y reajuste.  El plan de estabilización es una drástica medida quirúrgica, que ocasiona la salida de ingentes masas de españoles camino de Europa. La economía sigue con problemas radicales.
9.  1964 hasta la muerte de Franco.  son los tiempos del I, II y III Plan de Desarrollo.  el desarrollo español se encauza por las vías del capitalismo.  Mientras tanto, se intenta la aproximación a Europa a través del Mercado Común, cosa que no se logrará hasta bien entrados los tiempos de la Democracia.

No hay comentarios: