22 jul. 2012

ALFONSO XIII, LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y LAS ÉLITES (IV)

Aunque lo ideal sería examinar exhaustivamente cada una de estas figuras, nos limitaremos a las persona más representativas para hacernos una idea de hasta qué punto los gobiernos de Alfonso XIII estaban constituidos por una auténtica aristocracia de políticos.

FRANCISCO SILVELA.  Miembro de la Unión Liberal, diputado por Ávila en 1863, abogado de las altas clases madrileñas.  Se casó con la heredera de los Loring, penetrando así en las empresas capitalistas andaluzas: Ferrocarriles Andaluces, Hidroeléctrica El Chorro, de la que fue presidente su hijo; accionista de otras empresas, etcétera.
ANTONIO MAURA.  De clase media mallorquina; crece al amparo de los propietarios y políticos de la Restauración, Álvarez Bullagal y Gamazo, con cuya hermana se casa.  Otra personalidad de la Restauración, Alonso Martínez, le consigue el primer acta de diputado.  Vicepresidente del Congreso en 1886 y ministro en 1892.  Cuando este hombre bien dotado se decide a hacerse con la jefatura del partido conservador, pide su respaldo al conde de la Mortera, al conde de Bérnar y a Abilio Calderón, gran cacique palentino. Maura, partidario de la  "revolución desde arriba", será el renovador del partido conservador, el "más sincero de los liberales de su tiempo".
EUGENIO MONTERO RÍOS y SEGISMUNDO MORET.  Eran de clases medias acomodadas, catedráticos de Derecho y políticos de gran peso en el engranaje del turno pacífico.
JOSÉ CANALEJAS.  Otro político que actúa dentro del sistema y no sale de la élite política.  Ferrolano de nacimiento, provenía de una familia con grandes intereses en las compañías ferroviarias.  Hombre claro y profundo, esqueje de la burguesía ascendente, renovó el partido liberal.
JOSÉ SÁNCHEZ GUERRA.  El típico propietario y abogado, enganchado a la élite por los cuatro costados.
MANUEL GARCÍA PRIETO.  Estaba casado con la hija de Montero Ríos, y cuando éste formó gobierno en 1905, su yerno ocupó el Ministerio de la Gobernación.  Luego presidió cuatro gobiernos.  Ennoblecido con el marquesado de Alhucemas, adquirió fuerte poder económico con la activa participación en Unión y el Fénix, Tabacos de Filipinas, Banco Hipotecario, etcétera.
SANTIAGO ALBA.  Muy vinculado a los propietarios agrarios de Castilla.  Abogado, periodista, propietario del periódico "El Norte de Castilla" y muy ligado a las Cámaras de Comercio y a la Liga de Productores.  Político elitista, se sirve del sistema para fabricar diputados desde su despacho; de gobernador de Madrid pasará a ocupar las carteras de Marina, Instrucción y dos veces la de Gobernación.
JUAN DE LA CIERVA.  Abogado y cacique todopoderoso de Murcia y su provincia, donde era fama que no se encontraba un caminero al que no hubiera dado su visto bueno.  Fabricador de elecciones, es otro producto típico de la oligarquía política.  Sería ministro siete veces.
GABINO BUGALLAL.  Conde y siete veces ministro.
EDUARDO DATO.  Abogado de grandes empresas y uno de los políticos más significativos de su tiempo.
RAIMUNDO FERNÁNDEZ VILLAVERDE.  Hombre de las élites financieras, consejero fundador del Banco Español de Crédito en combinación con los capitales franceses; era también abogado.
JUAN NAVARRO REVERTE, TIRSO RODRIGÁNEZ (Sociedad General Azucarera, Unión Alcoholera, gran propiedad rústica), ANTONIO BARROSO (empresario del papel y metalúrgico), FERMÍN CALBETÓN y otros formaban en los círculos de las grandes empresas.
ANTONIO VEGA DE ARMIJO, el MARQUÉS DE VADILLO, etcétera, eran de rancia nobleza y estaban muy vinculados a la propiedad agraria.
JOAQUÍN SÁNCHEZ DE TOCA.  Varias veces ministro y jefe de gobierno, era ante todo un alto financiero de empresas de construcción, electricidad, azúcares, etcétera.

VISITA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: