10 jun. 2012

SIDERURGIA ESPAÑOLA EN EL SIGLO XIX (II)

En España la oferta de hierro no creció al nivel de la demanda.  La presión del capitalismo extranjero ahoga la oferta española de hierros.  Las cifras españolas son, por lo tanto, irrisorias si las comparamos con la producción mundial de hierro y acero. Pasemos ahora a estudiar la evolución siderúrgica española en los años cruciales del siglo XIX, para finalmente señalar las dificultades: perjuicios de la importación de materiales extranjeros, falta de capitales autóctonos y ocasiones perdidas para la industria nacional en las construcciones navales y tendido ferroviario.
Durante las tres primeras décadas del siglo XIX, predominan los hornos bajos y las forjas de tipo primitivo, aunque ya en 1796 había sido adoptado el sistema de altos hornos en Sargadelos y Trubia.  La industria aparece dispersa, y hacia 1815 se cuentan cerca de un centenar de ferrerías, localizadas en Vizcaya, Guipúzcoa, Santander, Cataluña, Asturias y Aragón.  La producción no llegaba a las 20.000 toneladas, y un cuarto del total era producido por las fraguas de Vizcaya.
En Marbella había ricos criaderos de hierro magnético.  Con el fin de explotarlos, el industrial y comerciante Manuel Agustín Heredia forma una sociedad en 1828.  En 1832 montaba los altos hornos, fundiendo los minerales en Marbella con los carbones vegetales de los bosques vecinos.  En esta ferrería de Marbella fue donde por primera vez en España se obtenía hierro colado.  Se llamó a esta ferrería "La Concepción", a la que siguió la de "La Constancia", en Málaga, donde también por primera vez en España se obtuvo el hierro forjado por el método indirecto (afino del lingote).  A estos dos establecimientos, pioneros de la moderna siderurgia española, siguió otro, también andaluz, en Cazalla de la Sierra, con el nombre de "El Pedroso" (1833).
Málaga y Sevilla ocupan los dos puestos de honor con sus altos hornos.  El tercero es Guriezo, en Cantabria, en 1846, seguido en 1848 por el de Mieres (Asturias) y Santa Ana de Bolueta (Vizcaya), en 1849.
Andalucía ostentó la hegemonía de producción durante treinta años.  En 1844, Marbella y Pedroso producen 9.197 toneladas, o sea, el 85,5% de todo el hierro colado español; todavía en 1861 producen 19.032 toneladas, el 55% del total.  en 1862 declina la preponderancia andaluza, pese al apoyo de los vinateros de la región, como el malagueño Larios, y es superada por Asturias, Vizcaya y Guipúzcoa.  Hasta 1880, los lingotes asturianos ostentarán la primacía, mientras que, en hierro forjado, a veces eran ya superados por los vascos.
En 1880 los altos hornos malagueños dejaron de producir; la razón era lógica: mientras Heredia gastaba 12,04 pesetas de carbón de leña en la producción de un quintal métrico de hierro colado, Pedro Duro, en La Felguera, gastaba 3,18 pesetas de coque y carbones para obtener la misma cantidad.  En resumen: el precio en Málaga de 100 kilogramos de lingote era de 15,82 pesetas, frente a 10,38 pesetas en Oviedo.  Los andaluces no se surtieron de carbones minerales, mientras las fábricas asturianas estaban ubicadas en las mismas cuencas hulleras.
En Vizcaya el panorama será distinto, pues importaban coque inglés como contrapartida a sus exportaciones de minerales férricos, pudiendo así ajustar los precios a los de los asturianos.
Todavía en 1866, de 35 altos hornos, 27 son al carbón vegetal; existen 101 hornos de "puddler", 47 hornos de recalentar, 42 trenes cilindros, 34 cubilotes, 5 hornos de reverbero; había también 73 máquinas de vapor con 2.027 caballos de fuerza.  Contaban con unos pedidos muy escasos, lo que influía en la producción de las irrisorias cantidades apuntadas.  De hecho, ninguna fábrica trabajaba a pleno rendimiento; unas realizaban campañas anuales de ocho meses, otras mantenían inactivas partes de sus instalaciones, y siempre el mismo argumento expuesto por los productores: la completa falta de apoyo gubernativo.
Como veremos, el problema adquiere visos más agudos con ocasión del tendido ferroviario y la libre importación de materiales ferroviarios y capitales extranjeros.

VISITA AHORA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: