28 jun. 2012

LA RESTAURACIÓN (I)

La monarquía de la Restauración se caracteriza por el uso alterno del poder -turno político- de los dos grandes partidos, conservador y liberal, rodeados de dos débiles oposiciones: carlistas y republicanos. En la monarquía de la Restauración resalta, a primera vista, una estructura política estable.  Un grupo de gentes tiene "ansia de vivir" y olvidar los desasosiegos, las crisis, los virajes políticos, los desórdenes y la subversión social.  La estabilidad que monten los políticos de la Restauración no estará al servicio de todos los españoles, especialmente delos más pobres, y, por tanto, más necesitados de tutela estatal, sino de los más privilegiados desde el punto de vista económico.  Existe un clima de moderación, un deseo de sumirse en un apacible remanso.  Lo decía indirectamente un político de la época:

"Cuando un pueblo pasa en tan pocos años por tantos cataclismos, por el oscurecimiento de una dinastía secular, por la exaltación de otra dinastía, por el total eclipse de la gran institución a cuya sombra vivieron todas las generaciones de que haya memoria, por el triunfo incontestable de la República, por la Restauración victoriosa de la anterior dinastía; por las guerras como la de Cuba, la carlista y la cantonal; por una crisis tan formidable como la de nuestra Hacienda; por una corrupción tan honda como la que corroe nuestra política, nuestra administración, nuestras costumbres y las entrañas de nuestra sociedad, no hay que buscar responsabilidades aisladas y personales, porque la responsabilidad es de todos los partidos y de todos los ciudadanos.  Todos, somos cómplices..."

Debemos tener en cuenta que esta deseada estabilidad es un fenómeno europeo.  Francia inaugura con su tercera República una larga etapa de estabilidad.  Lo mismo se llevará a cabo en Alemania e Italia, una vez conseguida su unidad territorial.  Las Constituciones (alemana de 1871, francesa de 1875 y española de 1876) se caracterizarán por permanecer vigentes durante largo tiempo.


Para saber más puedes leer HISTORIA CONTEMPORÁNEA DE LAS ESPAÑAS II siguiendo este ENLACE

No hay comentarios: