7 jun. 2012

DUALIDAD CENTRO-PERIFERIA EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XIX

Hay un claro centrifuguismo demográfico que se estabiliza a partir de 1860, debido al descenso de la fecundidad periférica, a la extensión de la lucha contra la mortandad en todo el ámbito nacional, a la concentración de la corriente migratoria en la zona litoral y al nacimiento del "gran Madrid", pulpo de toda la meseta.
El predominio demográfico de la periferia sobre el centro se acentúa cada vez más.  Durante la primera mitad del siglo XIX se va configurando una estructura demográfica cada vez más desequilibrada.
Sin duda, la situación económica de la periferia, a partir del XVIII es más boyante y está más vinculada a los progresos europeos que a las regiones interiores.  Aparte de un balance biológico más satisfactorio, se pone de manifiesto el hecho de que en el litoral las fluctuaciones económicas son menos graves que en las zonas interiores, lo cual ocasiona, a su vez, una demografía más equilibrada.
Debemos referirnos finalmente a las migraciones internas, fenómeno que hace su aparición en la primera mitad del siglo XIX.  En primer lugar, existe una emigración desesperada, a base de columnas de mendigos que huyen de sus comarcas natales porque les acucia trabajar y comer.  Así aparece el "lumpen-proletariat", hambriento y pronto a la agitación social.  A partir de 1830 se acentúa el proceso migratorio de las regioes interiores ruralizadas a las zonas litorales que conocen el inicio de la industrialización.
La retribución del asalariado español en 1859 varía entre los 4 y los 8,5 reales, de acuerdo con las variantes regionales de la oferta de brazos (y citamos una estadística del jornal medio del peón de carreteras, a modo de ejemplo).  En el extremos superior se sitúa Barcelona, en donde la mano de obra escasea, por la competición del sector industrial.  En el inferior aparecen Lugo, Orense, Zamora, Granada, Pontevedra y La Coruña, provincias superpobladas en relación con sus recursos.  Esto es muy de tener en cuenta tanto para comentar las inmigraciones internas como para examinar las puertas por las que cruzan los que se van a América.

No hay comentarios: