22 jun. 2012

DE LA REVOLUCIÓN DE SEPTIEMBRE A LA MONARQUÍA ARTIFICIAL (y VI)

Mientras tanto, el ascendiente de Pi y Margall dentro del republicanismo se reafirmaba.  Pero este político no podía ni siquiera intentar un acercamiento hacia Prim, porque el peso del federalismo descansaba en las provincias, para las que el nombre de Prim sonaba a represión brutal.  Prim no podía ser republicano en estas circunstancias.
Haciendo frente a todas las dificultades que salía pr la derecha -unitarios- y por la izquierda -extremistas-, Pi y Margll era el jefe del partido republicano y de un directorio central con mandato de los federales y por medio del cual podía imprimirse el criterio ortodoxo de Pi:

"En la actual organización, el Estado lo administra todo; en la federación, el Estado, la provincia y el pueblo son tres entidades igualmente autónoma, enlazadas por pactos sinalagmáticos y concretos.  Tiene cada una determinada su esfera de acción por la misma índole de los intereses que representa y pueden todos moverse libremente sin que se entrechoquen."

Pi era federalista, no regionalista, y concedía igual importancia a cada provincia, con lo que acusarle de catalanismo era interpretar erróneamente el fundamento de su política, por otro lado más que sensata dadas las circunstancias.
En la segunda mitad de 1870 se declaraba la república en Francia tras la caída de Napoleón III en la guerra franco-prusiana.  Pero los franceses no confiaron en los federales españoles y trataron con Prim, qiuen estaba ya comprometido con Amadeo de Saboya (ahora hablaremos de él).
En una atmósfera de creciente violencia y con la vuelta de los desterrados federalistas, Prim fue tiroteado el 30 de diciembre al volver de lasCortes.  Aunque la responsabilidad de este atentado jamás ha sido demostrada, hubo y hay quienes acusan a Montpensier, el caso es que los extremistas cayeron en descrédito.  El directorio y la prensa federal deploraron el crimen y el partido federal, en conjunto, se vio libre de la acusación de complicidad. La postura de Pi y Margall quedaba fortalecida al verse libre del estorbo del alarevolucionaria.

No hay comentarios: