4 jun. 2012

CONSECUENCIAS DE LA DESAMORTIZACIÓN DE MENDIZÁBAL (II)

La decepción generalizada hizo que buena parte del campesinado volviera sus ojos hacia el carlismo y miraran como odiosas las reformas del Gobierno.
Respecto a a desamortización eclesiástica, los mayores compradores de bienes eclesiásticos se dieron, precisamente, en aquellas zonas de mayor densidad de propiedades de la Iglesia (Sevilla, Salamanca, Toledo y Valencia).  Esta desamortización siguió un ritmo distinto de transacciones, según las diversas provincias, y no supuso problemas de conciencia para los compradores.  La propia Navarra no escapó a la tendencia general, registrando una muy elevada proporción de ventas, pese a sus tan característicos sentimientos religiosos.  Fueron las clases ricas las que se beneficiaron de esta desamortización.
La desamortización fue la gran ocasión perdida; fue la primera especie de reforma agraria, pero al revés.  Los burgueses adquirieron a precios irrisorios extensos latifundios andaluces, extremeños y castellanos, mientras el campesinado se hundía en una situación más mísera.  En cambio, la nueva oligarquía, los "nuevos ricos", firmes en su base latifundista, absentista y arraigada en Madrid, se entroncaban con la nobleza de sangre y formaban la base dela clase dirigente hasta nuestros días.
Sin cambiar la estructura agraria, ala antigua oligarquía de raíz aristocrática, le sucedió otra nueva, de condición burguesa.  El relevo se había consumado, pero era un fiasco para el español modesto.

Para saber más puedes leer HISTORIA CONTEMPORÁNEA DE LAS ESPAÑAS I siguiendo este ENLACE

No hay comentarios: