23 mar. 2016

LOS TRATADOS QUE SELLARON LA PAZ EN LA GUERRA DE SUCESIÓN

Los primeros fueron firmados en Utrecht el 11 de abril de 1713. Veamos sus características:

-Da la impresión de una capitulación total de Luis XIV; pero el monarca ha logrado su aspiración de colocar un Borbón en Madrid. Ello consolida su posición en el Mediterráneo y su territorio no sufre menguas de importancia. Inglaterra se llevaba la parte del león: el reconocimiento de la reina Ana, expulsión de Francia del pretenciente Estuardo, demolición del puerto pirata de Dunkerque; obtenía la estratégica isla de San Cristóbal, en las Antillas; la bahía de Hudson, en Nueva Escocia, y Terranova; Francia renuncia al monopolio del "asiento" en favor de Inglaterra, así como otros privilegios comerciales conseguidos por Francia después de la muerte de Carlos II el Hechizado.

-Luis XIV, en nombre de Felipe V, cedía a Holanda los Países Bajos españoles, para que, en calidad de depositaria, se los entregara al emperador, después de entenderse con él caerca de la "barrera". Luis XIV devuelve a Holanda las plazas de Tornai, Menin, Furnes, Ypres, Poperinghe, y recobra Lille, Aire, Béthune, Condé, Saint-Venant y Valenciennes. El Güeldres se entrega a Prusia.

-Luis XIV devuelve a Víctor Amadeo de Saboya el condado de Niza y la Saboya, y permuta parte del Delfinado en el Po por el valle de la Barcelonette, en los Alpes franceses. Luis XIV le garantiza también el Monferrato y el Vigevanesso y Sicilia con el título de rey de Piamonte y de Sicilia. Posteriormente, el duque de Saboya cambia Sicilia por Cerdeña con el emperador de Austria). Se le concede la sucesión al trono español, en el caso de que se extinguiera la monarquía borbónica española.

-Luis XIV cedía a Portugal una parela de la Guayana Francesa, con lo que renunciaba a comerciar en la boca del Amazonas, en beneficio de Inglaterra.

-Luis XIV reconocía al elector de Brandemburgo, Federico Guillermo I, como rey de Prusia, y la soberanía sobre Neuchâtel y Vallangin.

Todos estos tratados suponen limitadas rectificaciones o permutas, a excepción de las reivindicaciones territoriales inglesas, e implican modificaciones sustanciales en el mapa europeo, ya que Francia consiente la total desarticulación de la monarquía española en Europa.
Falta el asentamiento de Felipe V y otra serie de problemas:

-Inglaterra sigue llenando el cupo de sus aspiraciones. España le concede el privilegio de enviar todos los años a la América española un navío de 500 toneladas. Es el "navío de permiso". Asimismo, el monopolio de la trata de negros por 30 años y un territorio a orillas del Plata para guardar y refrescar a los esclavos. Reconoce la posesión de Menorca y Gibraltar, estipulándose que en esta plaza se permitiera el culto católico y se prohibiera establecer en ella moros y judíos; que si Inglaterra se deshacía de Gibraltar o lo vendía, se asegurara a España la exclusiva de hacerse con él (13 de julio de 1713).

-El tratado entre España y Saboya ratifica lo estipulado entre Francia y los aliados (13 de julio de 1713). Lo mismo entre España y Holanda. Se le reconocía el trato de nación más favorecida, pero se le prohibía comerciar con la América española (26 de junio de 1714). Por el tratado entre España y Portugal se ratificaban las fronteras, y España cedía a Portugal la colonia de Sacramento (6 de febrero de 1715).

-El Tratado de Rastadt (6 de marzo de 1714) termina con las guerras entre Francia y Austria, que aún seguían, en parte, por el rencor de Carlos VI hacia los aliados. Luis XIV restituye las plazas de la orilla derecha del Rhin; Alsacia y Estrasburgo quedan para Francia. Carlos VI recibe los Países Bajos españoles, aumentados con Tournai, Ypres, Menin y Furnes; recibe también el Milanesado, Nápoles, Cerdeña y los presidios de Toscana. El 7 de noviembre de 1714 se ratificba este tratado en Baden. Felipe V protesta y se niega a firmar con Austria, aunque ya antes había reconocido su pérdida de los Países Bajos, Sicilia, Gibraltar y Menorca.

El reparto establecido en el testamento del Hechizado se había cumplido y ampliado. Toda relación de fuerza en la Europa occidental quedó modificada profundamente.