18 ene. 2014

LOS ÍBEROS Y LA REVANCHA GRIEGA

En la evolución de los pueblos ibéricos se pueden distinguir dos periodos claramente definidos. El primero abarcaría desde la última mitad del siglo VI a la primera del III antes de Cristo, y, dentro de éste, los siglos V y IV, que es cuando el dominio de la cultura ibérica alcanza su mayor esplendor.
El dominio cartaginés, en el siglo III, pone fin a esta primera etapa y sobreviene una segunda que se prolongará hasta el cambio de era, a lo largo del cual los iberosirán perdiendo s independencia y personaidad para terminar por ser aculturizados por Roma e integrarse en el enorme mosaico romano junto con otros pueblos del Mediterráneo.
Al esplendor de la primera etapa contribuyó de forma decisiva la acción civilizadora de los colonizadores focenses, ahora radicados en Massalia, para quienes las trabas impuestas por los púnicos a finales del siglo VI sirvieron más de estímulo que de obstáculo. Al comienzo del siglo V el imperio persa, al que vimos arrojar de su ciudad a los focenses, había volcado todos sus efectivos sobre el mundo griego con el decidido propósito de absorberlo. Incluso parece que llegaron a "pactar" con los cartagineses un programa conjunto de operaciones bélicas destinado a destruir a los griegos de Occidente al mismo tiempo que a los de Oriente.
Pero, contra todo pronóstico, las escuadras persas y sus ejércitos, fueron derrotados uno tras otro por los griegos, mientras los cartagineses sufrieron una estrepitosa derrota en las riberas del río Himera, por obra y gracia de los griegos sicilianos (seléucidas, que diría Homero).
El mundo griego entra, a continuació, en uno de los periodos más brillantes de su historia;la humanidad entera vive con ellos sus momentos más estelares. En las tierras griegas de Oriente, es ésta la época del imperio ateniense: el siglo de Pericles. En el ámbito occidental, el espíritu griego se siente rejuvenecido tras sus victorias sobre Cartago. Las ciudades sicilianas, durante la larga paz que siguió, alcanzan un grado de riqueza y bienestar proverbiales.
Buena prueba de esta prosperidad es la creación de numerosas colonias por parte de Massalia y la erección de fortalezas que debían servir de dique frente a los pueblos bárbaros que les rodeaban. Las colonias y factorías preexistentes registran una prosperidad paralela a la del resto del mundo griego, si bien a escala más reducida, como coonsecuencia de la ambiciosa política económica implantada por la Atenas de Pericles. Los mercados se multiplican, surgen nuevas colonias, como Alonis (Benidorm) y Akra Leuke (ALicante) en las proximidades de Hemeroscopión. Los caminos terrestres se independizan de los marítimos y se multiplican hasta formar una tupida red que enlaza el litoral con las poblaciones del interior. El sudeste español y la Alta Andalucía alcanzan por estas fechas su máximo esplendor. El bloqueo cartaginés comienza a carecer de sentido y algunos navegantes griegos llegan, incluso, a realizar periplos alrededor de toda la Península, con la aquiescencia cartaginesa, como el célebre Piteas.

VISITA MI PÁGINA WEB PINCHANDO EN EL SIGUIENTE ENLACE

No hay comentarios: