23 dic. 2013

Y LLEGÓ LA AGRICULTURA

Al mismo tiempo que el hombre iba domesticando a los animales que le eran de utilidad, tuvo que preocuparse de seleccionar y buscar forrajes adecuados para alimentar a sus rebaños. Así pues, la incipiente ganadería adoptó algunas de las distintas modalidades relacionadas con los variados métodos de forrajeo. En algunas regiones se impuso el pastoreo transhumante, el hombre seguía a los rebaños o los condicía hacia regiones más ricas en pastos. También hubo pastoreo mixto, en el que la ganadería se completaba con alguna forma de práctica agrícola. Una de las formas de pastoreo mixto conseguía el alimento para el ganado sembrando en los húmedos abanicos aluviales que se formaban en ocasiones a los pies de las colinas tras los períodos de aguaceros. enn esta acolchada capa de humus, los pastores harían agujeros con palos puntiagudos en los que depositarían las semillas de cereales que, de modo espontáneo, habrían visto crecer y desarrollarse en otros lugares.
Con el tiempo aparecieron los primeros utensilios para facilitar las sencillas labores agrícolas. La azada y el arado ya se conocían en el 6.000 a. de C., así como las más antiguas rejas de arado, fabricadas en madera o incluso piedra, y que sólo servían para remover superficialmente las tierras blandas y húmedas. En torno al 3.000 a. de C. nuestros antepasados se las ingeniaron para enganchar los animales a sus arados, hecho que le permitió utilizar a los animales como fuente de energía mecánica. El enjaezamiento de caballos y bueyes consistiría en un yugo que se colocaría sobre la cruz de los animales sujetándola por una tira de cuero pasada alrededor de los pescuezos, cuando el tiro se inclinaba hacia adelante, el filete le apretaba la garganta obstaculizando su respiración y disminuyendo su fuerza. Otra forma de uncir, en este caso a los bueyes, consistía en atar el yugo a las astas, método asimismo ineficaz, ya que obligaba al animal a realizar un esfuerzo intolerable con su pescuezo. Lo más curioso es que todos estos inconvenientes no se superaron en Europa hasta el siglo IV d. de C., momento en el que se adoptó el collar rígido que se había inventado en China dos siglos antes. En cualquier caso, el antiguo arnés neolítico sobrevivió en Europa hasta bien entrado el siglo XII.

VISITA MI PÁGINA WEB PINCHANDO EN EL SIGUIENTE ENLACE

No hay comentarios: