11 dic. 2013

VIDA HUMANA EN EL PALEOLÍTICO INFERIOR

La existencia del hombre en el Paleolítico Inferior estuvo poderosamente condicionada por la satisfacción de las necesidades más elementales, siendo la primera la alimentación y en segundo lugar el abrigo. Por ello la piedra, un elemento can material, influyó de modo decisivo en el desarrollo cultural.
Los primeros instrumentos que utilizó el hombre no pueden considerarse estrictamente fruto de una evolución intelectual, sino más bien obras producidas por instinto. Los más antiguos instrumentos fueron simples guijarros empleados para machacar, triturar o cortar los alimentos. Estaban concebidos para ser utilizados "a puño" y fue la propia evolución de las primeras sociedades paleolíticas la que llevó paulatinamente a la especialización de los instrumentos. Partiendo de un trozo de sílex, éste era golpeado con otras piedras para desgajar pedazos, arrancarle esquirlas (llamadas lascas) cuyas facetas eran más o menos toscas e irregulares, pero de perfil afilado: había nacido la navaja. Quizá los primeros sirviesen para desenterrar raíces o cortar tubérculos, así como trocear pedazos de carne. El gran tamaño de algunos, superior a los 18 centímetros, sugiere que se les pudiese haber endosado un mango de madera.
Como decimos, las lascas aparecen al llegar los fríos de la segunda glaciación (Mindel). Eran astillas de sílex mucho más cortantes que se fueron sofisticando con el tiempo. Durante el segundo interglaciar aparecieron las primeras hachas; el avance consistió en que, en lugar de golpear el sílex con otro guijarro similar para desbastarlo, se utilizaron percutores de hueso o madera que permitieron la obtención de formas más regulares y ovaladas, filos más continuos y cortantes y, sobre todo, tamaños menores y más manejables.
Durante el tercer glaciar (Riss) surgieron nuevas ideas en el tallado. Una de las industrias más llamativas, la denominada "levalloisiense" se dedicó a tallar un bloque de sílex por procedimientos achelenses (de la etapa anterior) y, una vez preparado el núcleo, se perfeccionaron hojas todavía más ligeras y mejor retocadas. De este modo se llegó a las finas hojas triangulares de aristas convergentes, raspadores, puntas de flecha, etc... Esta industria perduraría hasta el período musteriense.
La economía del Paleolítico Inferior era fundamentalmente destructiva: el hombre recogía los alimentos dnde los encontraba, era un depredador de la naturaleza y su alimentación consistió básicamente en raíces, grano, frutos silvestres y, en las zonas fluviales o costeras, la pesca o recolección de moluscos. La actividad cinegética de piezas mayores fue resultado del perfeccionamiento de los útiles líticos.

VISITA MI WEB PINCHANDO EN EL SIGUIENTE ENLACE

No hay comentarios: