26 jun. 2013

SOBRE EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA

Durante el reinado de los Reyes Católicos se llevó a cabo el descubrimiento de América, que es uno de los hechos más relevantes de la historia moderna.  Se trató de una empresa enteramente española, pues aunque no quede claro el origen auténtico del almirante Colón, españoles fueron los audaces marinos que la organizaron y realizaron, así como españolas eran las naves en que se hizo la travesía, y fueron los reyes de España quienes acogieron  la idea colombina y patrocinaron la expedición.
El hallazgo en España de diferentes documentos en los que figura el apellido Colón ha suscitado varias teorías que no han podido ser probadas, de que Colón era español (gallego, extremeño, catalán) todas las cuales argumentan su origen judío y que ocultó sus raíces porque éstas le hubieran impedido obtener los títulos y cargos que le otorgaron los Reyes Católicos.
La vida de Colón, en realidad, está toda llena de nebulosidades y sucesos inciertos. No obstante, el origen genovés de Colón puede considerarse hoy como una posibilidad razonable, si bien esta cuestión ha pasado hace décadas a un segundo plano, dado que el lugar de nacimiento es un hecho meramente accidental y en nada disminuye el mérito de su viaje.
Sabemos que Colón recorrió el Mediterráneo y después, en sus viajes por el Atlántico, llegó por el norte hasta Islandia y por el sur hasta el golfo de Guinea. Residió bastante tiempo en Portugal, donde contrajo matrimonio con la hija de un marino llamado Bartolomé Moñis de Palestrello o Ferrestrello, descubridor de las islas de Madeira y que era gobernador de la de Porto Santo.
Los estudios de Colón, la lectura de libros de geografía y sobre todo sus viajes y el trato con otros marinos de distintas nacionalidades le hicieron concebir el proyecto de llegar a las Indias a través del océano Atlántico.
También hay quien afirma que Colón había estado ya en América en un viaje que realizó allí desde Islandia, siguiendo la ruta de los vikingos. Por eso estaba ta seguro de la distancia a recorrer y de que había varias islas en medio del océano que le facilitarían la travesía. Son teorías.
De lo que no parece haber duda es de que Cristóbal Colón se dispuso a llevar a cabo su proyecto dedicando a éste su vida.  Primero expuso sus ideas al monarca portugués Juan II, gran protector de expediciones marítimas, luego a la República de Génova y a otros estados de Europa, siendo en todas partes tratado de visionario.
Sin cejar por ello, Colón decidió ir a Castilla, cuyos reyes tenían fama de alentar grandes empresas. Y conducido providencialmente (o no) al convento de de la Rábida (Huelva), su prior, Fray Juan Pérez le dio cartas de presentación para la corte.
Cuando Colón vino a España trajo consigo a su hijo Diego, niño de corta edad, huérfano de madre.  Contaba entonces Colón con 35 años aproximadamente y era un hombre alto, bien formado y de noble aspecto. Tenía el cabello enteramente blanco, encanecido prematuramente.  Siete años permaneció Cristóbal Colón cerca de la corte de España, tomando parte personalmente en la guerra de Granada, empresa que, absorbiendo toda la atención de los Reyes Católicos, les impidió entonces prestar a Colón su decidido apoyo, aunque justo es reconocer que desde el principio no sólo no rechazaron la idea del descubridor, sino que, por el contrario, la acogieron con agrado.
Una vez conquistada Granada, comenzaron las negociaciones entre los Reyes Católicos y el navegante.  Éste pedía ser nombrado almirante y gobernador de todas las tierras que se descubriesen, y aunque a los monarcas, en principio, les parecieron excesivas estas pretensiones, accedieron al fin, gracias al entusiasmo que la reina Isabel sentía por la empresa.
El acuerdo se firmó en el mismo campamento real, por lo que se conoce con el nombre de "Capitulaciones de Santa Fe" (1492).
A pesar de que la leyenda manifiesta lo contrario, no tuvo la reina Isabel necesidad alguna de empeñar sus joyas, porque el rey don Fernando dio orden al tesorero Santángel para que del tesoro de Aragón adelantase los recursos necesarios para la empresa del almirante.  Por este motivo en el escudo de armas del descubridor de América se puso este mote: "Por Castilla y Aragón -antes se había puesto León-, nuevo mundo halló Colón".

1 comentario:

Geppetto dijo...

El descubrimiento de America no es "uno de los hechos mas relevantes" de la historia moderna
Es el hecho mas relevante de la historia de la humanidad, con el se completo la bola del mundo, se completo la humanidad con todo su sentido y se inicio una etapa de la humanidad que ha dado paso a 500 años de desarrollo constante
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/