2 ene. 2013

PENETRACIÓN DE LOS BÁRBAROS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

Un buen día del año 409 penetraron violentamente en España los primeros pueblos bárbaros, constituidos por los suevos, los vándalos y los alanos.  Estos pueblos, aunque de distinto origen, atravesaron juntos la Galia, y después de varios intentos infructuosos lograron pasar los Pirineos, invadiendo Hispania, que estaba desguarnecida, donde sembraron el pánico y cometieron no pocos abusos y crueldades.
Los vándalos eran de raza germánica y procedían de la Panonia; los suevos pertenecían a la misma raza y venían del Danubio y el Elba; y los alanos procedían de las costas del mar Caspio.  Estos eran los más feroces, de lo cual daban indicio adorando un sable clavado en la tierra, bebiendo sangre de sus caballos y llevando cráneos humanos como adorno en sus monturas.
Establecidos en la Península, los vándalos ocuparon la región meridional, que los romanos llamaban la Bética, pasando después a África, como ya hemos dicho en otra ocasión.  Hay quien opina que de los vándalos tomó la parte Sur de España el nombre de Vandalusía, de donde se derivaría la palabra "Andalucía" tras pasar por el árabe (Vandalus=Al-Vándalus=Al-Ándalus=Andalucía).
Los suevos ocuparon Gallaecia (Galicia), donde fundaron un reino que duró casi dos siglos.  Y los feroces alanos se quedaron en la parte central y en la Cartaginense (Murcia) y Lusitania (Portugal).
Todavía quedó alguna comarca bajo el dominio hispano-romano.  Mezclados con estas razas, aparecen los Bagaudas, a quienes algunos autores consideran como forajidos, y otros como guerrilleros rebeldes, que, en odio a la dominación romana, hacían causa común con los recién llegados bárbaros.
Poco después llegaron los godos, que eran los más cultos y menos sanguinarios de todos los pueblos germanos, en buena medida por su ancestral contacto con la cultura romana desde el otro lado del limes imperial. Un grupo de éstos, llamados visigodos, acaudillados por Ataulfo (414-416), ocuparon la Galia y vinieron a España para reducir a los otros bárbaros y restablecer el orden, gobernando estos países en nombre del emperador Honorio.  Ataulfo contrajo matrimonio con Gala Placidia, hermana de Honorio, y soñaba con que su heredero pudiera llegar a ser algún día emperador de Roma y Germania.  Aunque no pudo conquistar toda la Península, sino únicamente la parte septentrional y oriental, denominada por eso Gotalaunia (hoy Cataluña), Ataulfo es considerado como el fundador de la monarquía española.  Tuvo su corte en Barcelona y habiéndose aficionado a la vida sedentaria y a la cultura latina, perdió el amor de su pueblo y los visigodos lo asesinaron, junto con su heredero, por lo que sus aspiraciones y sueños se truncaron.

VISITA AHORA MI WEB PERSONAL

No hay comentarios: