28 mar. 2014

VIRIATO

El nombre de Viriato deriva de la palabra céltica viria, cuyo equivalente castellano sería collar y el latino torques, palabra con la que se designaba al adorno metálico en forma de collar que solían usar los pueblos célticos. Viriato, lejos de ser un nombre real, vendría a ser el epíteto que designaría a un líder denominado el hombre que lleva torques al cuello.El jefe Viriato había nacido en la Lusitania occidental, en las fragosidades de la sierra de la Estrella. De su juventud se sabe que la pasó en sus montañas natales, llevando una vida mitad de pastor, mitad de bandolero, que le permitió adquirir una cierta fortaleza física y unos hábitos de extrema sobriedad. Los historiadores romanos alabaron enormemente a Viriato ("grande como hombre y como general") y nos dieron de él una imagen de guerrero que combate por altos ideales y de un hombre de recta conciencia.
Estaba casado con la hija de un rico hacendado llamada Astolpas, a quien Viriato echó en cara su colaboracioniso con los romanos, precisamente en el día de su boda. Diodoro lo cuenta mejor que nadie:
" Habiéndose expuesto, con motivo de sus bodas, gran cantidad de copas de plata y oro y vestidos de muchas clases y colores, Viriato, apoyándose en su lanza, miró con desdén todas aquellas riquezas sin asombrarse ni maravillarse, antes bien, manifestando desprecio por las mismas... Por lo demás, Viriato, a pesar de que fue rogado insistentemente a ello, ni se lavó ni tomó asiento en la mesa, que estaba llena de manjares. Únicamente tomó panes y carne y la distribuyó entre quienes lo acompañaban, limitándose por su parte a llevarse a la boca un poco de comida. Luego mandó que le llevasen a la novia, sacrificó a los dioses al modo que suelen hacerlo los iberos, sentó a la doncella sobre el caballo y partió al punto hacia la sierra, en busca de su escondida morada".Así pues, cuando los lusitanos no creían tener otro camino de salvación que el de aceptar las propuestas de Vetilio, Viriato pidió a sus paisanos que no se dejasen atrapar en una trampa semejante a la que les había preparado Galba anteriormente. elegido jefe por los lusitanos, hizo caer en una emboscada a Vetilio y sus 10.000 soldados, en el desfiladero por donde pasa el camino que conduce de Córdoba a Algeciras, en la serranía de Ronda. El pretor mismo murió cuando un soldado de Viriato, viéndole viejo y barrigudo, le clavó su lanza en el vientre. Después de esta afortuanda acción, toda la provincia Ulterior cayó en manos de Viriato.

VISITA MI PÁGINA WEB PINCHANDO EN EL SIGUIENTE ENLACE

No hay comentarios: